Actividad permitió que los profesores intercambiaran opiniones respecto al quehacer académico y al mismo tiempo tuvieran un espacio de distención como autocuidado en medio de la pandemia.

Generar un espacio propicio para la retroalimentación donde pudieran evaluar su quehacer académico y al mismo tiempo ofrecer un momento de distensión apuntando al autocuidado en medio de la pandemia, fue el objetivo del “Café Virtual” organizado por el Área Ciencias Sociales del Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica Santo Tomás Talca a través de la plataforma Microsoft Teams.

Según lo explicado por el Director del Área, Claudio Rojas, al menos 25 profesores formaron parte de esta iniciativa, todos ellos pertenecientes a las carreras de Técnico Jurídico, Técnico en Trabajo Social y Servicio Social.

“Pese a que no es una actividad directamente para los estudiantes, es una que permite la mejora continua del proceso académico, ya que la retroalimentación con los docentes, que son la primera línea, permite fortalecer la comunicación y metodología empleada en la sala de clases y este año en el aula virtual. Es por ello que este año no se quiso deja pasar esta oportunidad de reunir a los docentes desde sus casas, con un café o mate, y una conversación relajada, que permitiera hablar, enfrentar este proceso académico durante el primer semestre, desde enfrentar una pandemia y todas las consecuencias que dejó en lo personal y profesional”.

Rojas agregó que desde las experiencias dulces y difíciles, cada docente tuvo la oportunidad de compartir cómo tuvo que enfrentar esta situación y cómo debió entregar la solución, ya que fuera de aspectos estrictamente académicos, se debieron enfrentar a aspectos humanos donde los estudiantes demandaron apoyo. Durante este semestre y de acuerdo a la reflexión, se vieron reflejados con mayor realce dos focos estratégicos: la experiencia transformadora del estudiante y la convergencia y colaboración institucional.

En el caso del primer foco, este fue analizado más en profundidad, ya que es cierto que el estudiante aprende a través de los contenidos y reflexiones que se desarrollan en la clase, pero es más significativo cuando se incluye a la reflexión, lo que está ocurriendo a su alrededor, eso tiene más significancia en su aprendizaje y eso hizo, que cada docente, debiera estar conectado con cada estudiante. Cada docente tiene claro que las clases presenciales son de mayor impacto, sin embargo, creen que este periodo sirvió para valorar más eso y para aprovechar los medios tecnológicos y acercarlos a las realidades de cada uno. Todos los docentes sienten que fue una experiencia difícil, pero muy provechosa y positiva, lo que los deja muy bien posicionados para el segundo semestre”, puntualizó.

Desde la convergencia y colaboración institucional, a juicio del Director del Área de Ciencias Sociales, fue clave el trabajo en equipo tanto de los jefes de carrera y como de los docentes entre sí, ya que pese a que no todos se conocía, cada uno se sentía apoyado por el otro sobretodo en el uso de la plataforma y Microsoft Teams.

“Este es el momento para agradecer y valorar el trabajo de nuestros docentes, quienes son la primera línea entre los estudiantes y la institución y son ellos los que hacen vida el proyecto educativo Santo Tomás que tiene como misión principal, la igualdad de oportunidades y transformación de los estudiantes que ingresan a esta casa de estudio. Es por ello que el rol de cada uno es de suma responsabilidad, ya que son artífices y parte activa y directa,  en la transformación en la vida de un estudiante y su familia, que ponen  en nuestras manos todos sus sueños y aspiraciones. En este momento de mayor incertidumbre es donde más se debe acompañarles y no perder nunca el lado humano de nuestra labor”, concluyó.