Aunque cuando joven para Miguel Soto su pasión por el futbol pudo más que sus ganas de estudiar química y farmacia, el tiempo lo hizo regresar al camino de las fórmulas hasta conseguir a sus 70 años, tener una marca propia de productos de limpieza que vende a pedido y recorriendo las zonas rurales del Maule Sur.

Miguel Soto tiene 70 años y se ha ido abriendo camino con una gran variedad de productos como detergentes, limpiadores, suavizantes y otros productos de limpieza que ya se hacen conocidos en negocios, pero principalmente en los hogares de los sectores más alejados de los centros urbanos a través de la marca “Detergente Divino”.

“La verdad es que no ha sido un camino fácil. Fueron varios millones que tuve que invertir para llegar a las fórmulas más adecuadas y sacar a la luz los productos”; comenta mientras revisa algunos pedidos en el punto de distribución que mantiene en Linares, acota que “estos meses han sido un tanto complejos porque si bien hemos vendido, las cosas han estado un poco lentas”.

Con el apoyo del Centro de Negocios Sercotec de Linares, que opera la Universidad Santo Tomás Talca, Miguel Soto recibió la orientación necesaria para postular a un fondo Sercotec y recibió un subsidio del Programa Adulto Mejor.

“Esto fue algo que realmente no me esperaba ya que a esta edad no es fácil poder obtener un subsidio para un negocio y me llevé una gran sorpresa; primero enterándome de esta posibilidad y segundo siendo uno de los favorecidos”.

El Centro de Negocios Sercotec Linares es operado por la Universidad Santo Tomás Talca, poniendo a disposición de los emprendedores de la zona toda la asesoría necesaria que les permita convertir sus ideas en negocios de éxito. Su trabajo está cimentado en los focos estratégicos institucionales de Conexión e Impacto con la Comunidad y Convergencia y la colaboración institucional.

“El trabajo del equipo del Centro de Negocios fue importante ya que pude reorganizar varias áreas de mi negocio lo que también se tradujo en el acompañamiento para salir de dudas y clarificar aspectos en materia contable por ejemplo para poder ordenar las ventas e inversiones” relató.

“Con mi esposa salimos a recorrer el campo para ofrecer nuestros productos y vemos que mucha gente no tiene la posibilidad de ir a la ciudad a comprar, entonces vamos generando una red de clientes que está creciendo y que reconoce la calidad de nuestros productos. Siempre aparece gente nueva lo que nos alienta a seguir adelante en el mercado” comentó también.

En lo que se refiere a sus productos, “destaca el cuidado del medioambiente ya que se trata de fórmulas especialmente elaboradas que aparte de contener un especial aroma, sus compuestos no provocan reacciones adversas a personas con complicaciones en la piel y contienen ph neutro y fabricados con las mejores materias primas, y el etiquetado contiene toda la información y dosificación y materia activa de nuestros productos como son el detergente, lavalozas, limpia pisos y desengrasantes entre otros”.

Y es que no es fácil abrirse camino en este tipo de productos. “Sé que compito con gigantes del rubro, pero eso no ha sido obstáculo para poder ir generando una cartera propia de clientes que se ha ido fortaleciendo en el tiempo”, asevera; mientras recibe un llamado con un nuevo pedido que debe agendar para su entrega.

Para el Director Regional de Sercotec, Gerardo Gastillo, “si bien esta es un área poco explotada en el Maule, ejemplos como el de don Miguel nos muestran que el alma emprendedora está vivo pese a los momentos que han tenido que enfrentar en el último tiempo. El Presidente Piñera entiende perfectamente lo que ha ocurrido en nuestra región y nos ha pedido estar mano a mano acompañando a todos y cada uno de los emprendedores y eso es precisamente lo que estamos haciendo a través de nuestros Centros y las herramientas que disponemos y vamos aplicando durante el año”.

En el futuro cercano, Miguel espera poder consolidar algunos nuevos contactos que le permitan colocar en el mercado sus productos, y con la sabiduría que sólo entregan los años, precisa que “no es algo que me desespere ni me angustie. Hay que darle tiempo al tiempo y estoy seguro que los resultados llegarán sólo; así que sólo me queda agradecer por esta gran oportunidad que ha llegado a mi vida”.