En el marco del Proyecto Explora “Borde Costero, el hogar del erizo rojo”, la Escuela Quetrolauquen de Isla Huar recibió acuarios para trabajo de docentes y estudiantes.

Dos hermosos acuarios vienen a formar parte del espacio de la ciencia y a su vez a complementar trabajo que se encuentran realizando estudiantes y docentes la escuela Huar, de la comuna de Calbuco, para desarrollar la inquietud por la ciencia y la investigación de niños y niñas. Este valioso equipamiento es parte del Proyecto Explora “Nuestro Borde Costero, hogar del erizo rojo”, iniciativa ejecutada por la Universidad Santo Tomás y financiada por Programa Explora de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT. 

La presencia de los acuarios responde al objetivo de mantener en forma cercana y adecuada a los organismos que los alumnos van a estudiar y hacer seguimiento al proceso. “Es necesario tener las condiciones necesarias para mantener a los organismos fuera de su hábitat. Para ello la mantención es fundamental, mantener una buena cantidad de oxígeno, mantener limpios los filtros de los desechos de los mismos organismos que habitan los acuarios, mantener la temperatura similar a la del mar, entre otros, trabajo que realiza la comunidad educativa”, así explicó Héctor Medina, asesor científico pedagógico del proyecto.

En este contexto, profesores y alumnos de la Escuela Quetrolauquen Huar se encuentran desarrollando tres proyectos internos, cuyo resultado será presentado a la comunidad de la isla, en una feria científica en el mes de noviembre.

El proyecto principal es la evolución del crecimiento del erizo y otras especies de su borde costero las que ya recolectaron y tienen en sus acuarios. Ellos van aplicando el método científico y así miden y pesan las especies y ven su comportamiento en este ecosistema. Los otros dos proyectos se vinculan al rescate de prácticas ancestrales para el cultivo de la papa nativa con fertilizante de algas y el uso del musgo pom pom en la agricultura local”, detalló Héctor Medina, coordinador científico del proyecto.

Cabe mencionar que el proyecto “Nuestro Borde Costero, hogar del Erizo Rojo, tiene como objetivo desarrollar habilidades de investigación, para la adquisición de una cultura científica en niños y niñas de escuelas básicas de las comunas de Calbuco y Ancud, vinculadas con el borde costero, tomando como modelo la ciencia, tecnología e innovación existente, en torno al recurso bentónico Erizo Rojo (Loxechinus albus)”, puntualizó la directora del proyecto, investigadora de Universidad Santo Tomás doctora Ivonne Lee.