Bajo el lema “Operari Sequitur Esse” se ejecutará el encuentro donde participarán reconocidos expositores a nivel mundial, entre ellos, Serge-Thomas Bonino, presidente de la Academia Pontificia de Santo Tomás de Aquino en el Vaticano.

Destacados estudiosos e investigadores del tomismo a nivel mundial se congregarán durante el 17, 18 y 19 de julio en la Universidad Santo Tomás sede Santiago, en donde se llevará a cabo el IV Congreso Internacional de Filosofía Tomista. En esta versión, el encuentro girará en torno al lema “Operari Sequitur Esse”, el cual se refiere a las relaciones entre la naturaleza y la acción desde una perspectiva teológica, cosmológica, ética y antropológica.

Los Congresos Internacionales de Filosofía Tomista que se realizan de manera bianual, son coordinados por el Centro de Estudios Tomistas de la UST y patrocinados por la Sociedad Internacional Tomás de Aquino en Chile. Su misión es ofrecer un espacio de conversación como también ser una plataforma de difusión sobre el pensamiento de Tomás de Aquino y la doctrina católica. Cabe señalar que las inscripciones aún se encuentran abiertas.

“Este congreso es una actividad académica de primer nivel. A ella acuden los principales estudiosos e investigadores del tomismo y, en ese sentido, representa lo esencial del quehacer universitario: buscar la verdad y trasmitírsela a otros. Si a esto se suma que el campo de estudio de estos académicos es la obra de Tomás de Aquino, esta iniciativa es un espacio privilegiado para que nuestra universidad reafirme su Sello institucional”, explica Ignacio Serrano, director del Centro de Estudios Tomistas.

 

Expositores

La cuarta versión de este congreso iniciará con una santa misa celebrada por el Cardenal Ricardo Ezzati, para luego continuar con la presentación de diversos expositores nacionales y extranjeros. Entre ellos, destacan las conferencias “Ser y actuar en el ángel”, realizada por Serge-Thomas Bonino, presidente de la Academia Pontificia de Santo Tomás de Aquino en el Vaticano y “Agere sequitur esse. ¿Cómo considerar el ‘sequitur’ en la relación entre metafísica y antropología?”, llevada a cabo por Mauro Mantovani, presidente de la Conferencia de Rectores Universidades Pontificias en Roma.

Asimismo, en la actividad participará Thomas M. Osborne, director del Centro de Estudios Tomistas de la Universidad de Santo Tomás de Estados Unidos, quien dictará la conferencia magistral “Tal como un hombre es, así se le aparece el fin: la interdependencia de la prudencia y la virtud moral en Tomás de Aquino”.

También se realizarán las exposiciones de los académicos extranjeros, Michael Sherwin, profesor de Teología Moral de Universidad de Fribourg en Suiza; Steve A. Long, profesor de Ética de la Universidad Ave María de Estados Unidos y Mauro Ronco, profesor de Derecho de la Universidad de Padova en Italia. En tanto, a nivel nacional, cabe destacar las ponencias de Antonio Amado, académico de Metafísica en la Universidad de Los Andes y Jerónimo Walker, académico de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La naturaleza de las cosas

El Congreso de Filosofía Tomista pretende ser en un espacio de discusión académica de gran nivel científico, como también busca congregar a las principales autoridades de las sociedades de estudios tomistas con el fin de establecer lazos de amistad y organizar redes de trabajo entre distintos países.

“Cada uno de los congresos que hemos realizado ha estado iluminado por un eje temático o línea orientadora. En el primero fue la noción de persona, en el segundo la relación entre naturaleza humana y gracia divina, en el tercero la verdad y el conocimiento. Esta cuarta versión está marcada por el axioma tomista operari sequitur ese: la acción sigue a la naturaleza de las cosas”, añade Serrano.

Según el director del Centro de Estudios Tomistas, este axioma pretende iniciar una conversación sobre distintos temas valóricos que se están discutiendo actualmente, entre ellos, la ideología de género o el matrimonio homoparental. “En el fondo lo que se cuestiona e interroga es si existe una esencia o naturaleza de hombre, de mujer o de institución matrimonial, que les proporcione una determinada identidad operativa. Este es un problema que en teología y en filosofía se enmarca en la discusión sobre ‘el orden de ser como orientador del orden de actuar’, que traduce justamente el lema de este año”, especifica Serrano.