Proyecto “Hoy a Tiempo”: Psicólogo UST brinda atención gratuita en Concepción en medio de la crisis nacional

Docente de psicología UST Concepción, Felipe García, forma parte de la iniciativa que dispone de atención psicológica gratuita para quien lo necesite en tres ciudades de Chile, tratando síntomas de miedo, angustia y ansiedad en medio de los eventos que actualmente vive el país. Un total de 12 profesionales prestan su ayuda y, hasta ahora, dice el docente, “hay cambios significativos en las personas, respecto de aquellas que no tienen tratamiento”.

Desde 2017, y ejecutándose hasta la actualidad, se sostiene el proyecto “Hoy a Tiempo”, diseñado por un grupo de profesionales con el fin de brindar ayuda psicológica y responder en forma oportuna a eventos traumáticos, los que normalmente generan sintomatología asociada a la depresión, estrés y ansiedad en las personas que los experimentan.

El docente de Psicología de UST Concepción, Felipe García, es uno de los impulsores de la iniciativa que esta semana comenzó a funcionar en la ciudad, recibiendo llamados y agendando consultas para atender a personas afectadas por la tensión y crisis social que actualmente vive el país. Para ellos, hay un equipo de 12 profesionales dispuestos en la ciudad, número que también atiende en Antofagasta y Talca, sumando 36 terapeutas.

“Se realizan intervenciones psicológicas preventivas, consistentes en cuatro sesiones de una hora cada una. Antes, se evalúa el nivel de salud mental y luego de terminada la intervención se vuelve a evaluar. Todas las intervenciones cuentan con un protocolo de atención que permite dar cuenta de las distintas manifestaciones sintomáticas que presentan las personas, además de potenciar los propios recursos con lo que estas personas cuentan”, explica García.

Y tiene éxito. Según el profesional, “en los resultados preliminares que tenemos, podemos ver cambios significativos en las personas tratadas, respecto a aquellas que no tienen tratamiento, esto en cuanto a la evaluación de su sintomatología post traumática y por depresión”.

Una década de trabajo

Si bien “Hoy a Tiempo” lleva dos años ejecutándose, tiene al menos una década de estudios previos. El primero de ellos data de 2007, con mujeres que se enfrentan a un diagnóstico reciente de cáncer de mama, y cuatro años más tarde, apoyando a personas que habían sido afectadas por el terremoto de 2010. Tiempo después, el profesional centró sus estudios en las respuestas de las personas ante distintos estresores, entre ellos el terremoto, la violencia policial en Aysén de 2012, diagnósticos a enfermedades graves, o accidentes laborales recientes.

Así, a partir del conocimiento obtenido, fueron diseñadas intervenciones breves para ayudar a personas que habían vivido una experiencia traumática reciente, ganando el concurso Fondecyt de 2017, y ejecutándose hasta la actualidad, hoy con foco en la crisis social chilena.

En estas intervenciones, las personas además de ser tratadas por un profesional, adquieren herramientas para el manejo de ansiedad, manejo de pensamiento rumiativo y también técnicas de relajación.

Para acceder a las atenciones psicológicas de “Hoy a Tiempo”, solo se debe llamar al +56954843621.

¿Cómo afecta la crisis?

García explica que frente a estas situaciones de crisis o tensión generalizada, pueden presentarse diferentes síntomas, principalmente asociados al miedo: a ser dañado, a ser violentado, a ser saqueado, o a que la situación no se resuelva. Estos miedos pueden estar acompañados por señales de ansiedad, como irritabilidad, insomnio, pesadillas, cansancio; o de síntomas anímicos, como tristeza, desesperanza, dificultad para sentir placer por cosas que antes se disfrutaban.

De esta forma, la crisis afecta a nivel mental y emocional, pero también la calidad de vida. Las personas pueden sentir satisfacción y esperanza al ver a otros compartir sus ideales, o bien, sentir que la vida cambió, generando gran incertidumbre y angustia.

En esta línea, lo primero es considerar que estas manifestaciones y síntomas son normales ante una situación social y política anormal, por lo que es clave aceptar la situación. “No imagino a una persona que tiene todo su capital invertido en un negocio pequeño en el centro de Concepción pueda dormir tranquilo”, comenta el experto.

Felipe García señala que la preocupación por la salud mental es una tarea pendiente en el país. Desde su punto de vista explica que una vía de solución está en la atención profesional a través de iniciativas organizadas que sean capaces de vincularse y coordinarse con municipios, centros de salud o instituciones comunitarias. “Un gran drama en estas situaciones es que muchos profesionales o estudiantes ofrecen su ayuda, pero que luego esta ayuda es dejada de lado cunado todo se normaliza o interfiere con otras ayudas que se ofrecen en paralelo. La ayuda debe ser organizada y canalizada de modo que sea una ayuda efectiva y no una interferencia”, cerró.