Durante dos días de arduo pero fructífero trabajo, Jefes de Carreras y Directores de Escuelas levantaron y definieron conceptos que se adoptarán en la nueva Misión y Visión de la Facultad. “Ya somos reconocidos en temas de inclusión, ahora buscamos ser reconocidos como una facultad innovadora en materia educativa”, precisó el Decano Rodrigo Fernández.

Durante dos jornadas de intenso pero fructífero trabajo colaborativo, los 21 Jefes de Carreras y Directores de Escuelas de la Facultad de Educación de la Universidad Santo Tomás, liderados por el Decano Rodrigo Fernández, levantaron y definieron relevantes conceptos que serán adoptados en su Plan de Desarrollo 2019-2023, en el que la innovación educativa ocupará un pilar fundamental en esta nueva etapa.

Incluso, este trabajo permitió la redacción de un borrador de la Misión y Visión de la Facultad, el que, ahora, deberá ser validado con las autoridades de la institución tomasina, “pues debe ir en plena concordancia con los focos de desarrollo estratégico de la universidad. Nuestra labor en estos días fue pensar cómo nos vemos de aquí al 2030 y qué proyectos de desarrollo específicos debiéramos implementar a 2023”, precisó el Decano Rodrigo Fernández.

La máxima autoridad de la Facultad de Educación enfatizó en que “se nos ha reconocido en temas de inclusión y ahora buscamos ser reconocidos como una facultad innovadora en materia educativa. Por ejemplo, los planes de estudios integran la formación práctica de nuestros estudiantes con el desarrollo de habilidades y destrezas investigativas y de reflexión, entonces también está el componente de la innovación educativa, al igual que el desarrollo de trabajo que ha tenido el Centro de Investigación de la Universidad, hasta ahora en Tecnología de la Educación y que está siendo reformulado hacia una orientación más hacia la innovación educativa”, sostuvo.

En ese sentido, la Facultad de Educación trabaja en la formación de profesionales críticos-reflexivos, innovadores en su propia práctica, con un alto compromiso ético en base a contribuir al desarrollo de una sociedad inclusiva y sostenible. “Y que sean profesionales en dimensiones como la investigación, colaboración y vinculación con el medio, con focos en innovación educativa e inclusión”, agregó Fernández.

Carreras

Rodrigo Fernández se refirió también al actual momento que vive la Facultad de Educación UST, concretamente sobre las cuatro carreras (Educación Básica, Educación Diferencial, Educación Parvularia y Pedagogía en Inglés) que no lograron acreditarse a fines de 2016 y principios de 2017.

“Cuando llegué a la universidad en 2018, se me encomendó como principal cometido el presentar planes de trabajo para el proceso de supervisión por parte del Consejo Nacional de Educación (CNED). Ese plan de trabajo fue aprobado por el CNED y estamos en vías de solicitar la autorización de admisión de estas carreras para el año 2020. En el caso de la carrera de Pedagogía en Educación Física, continuamos con la admisión. De hecho, estamos en ese proceso en este momento y también iniciamos el proceso de autoevaluación para una nueva acreditación, porque es la carrera que actualmente tenemos certificada”, sentenció.