Académica de Tecnología Médica destacó la importancia de fotografías con “ojos rojos” en bebés y niños

Adela Ruiz, de la mención Oftalmología y Optometría de la carrera en UST Santiago, afirmó que dichas imágenes “nos pueden ayudar a darnos cuenta si el rojo pupilar es normal o está alterado”. 

“Cuando sacamos una foto a nuestros bebés o niños pequeños, lo que más nos molesta es que aparezcan las pupilas de color rojo. Sin embargo, las fotografías nos pueden ayudar a darnos cuenta si el rojo pupilar es normal o está alterado”, aseguró Adela Ruiz, Académica de la Carrera de Tecnología Médica, mención Oftalmología y Optometría, de la Universidad Santo Tomás Santiago.

Según recalcó, ese tipo de imágenes “nos entrega mucha información pre-diagnóstica. Desde una simple Ametropía (disfunción visual), hasta una Leucocoria (pupila blanca) que podría ser de extrema gravedad, poniendo en riesgo no solo la salud ocular, sino que también su vida”.

“Se aprecian los reflejos que podrían indicarnos una desviación ocular, lo cual altera el desarrollo normal de la visión binocular, colocando al individuo en desventaja frente al resto de sus pares en su formación individual y profesional, si es que no se detecta y trata precozmente”.

Por este motivo, Adela Ruiz recomendó que, en niños, “lo aconsejable es que no se utilice la opción que elimina el ojo rojo, al hacer uso del flash de la cámara fotográfica. Incluso, es beneficiosa en los adultos mayores”.

Operativos con niños y niñas de la JUNJI

La Universidad Santo Tomás mantiene una estrecha relación con la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), gracias al convenio de colaboración vigente entre ambas instituciones desde al año 2012, con el cual desarrollan el Programa Creciendo Juntos UST-JUNJI.

En el marco de esta alianza es que la Carrera de Tecnología Médica de la UST Santiago participa, desde el año 2015, junto a sus estudiantes y académicos. Cada año, contó Adela Ruiz, la mención de Oftalmología y Optometría realiza operativos en distintos Jardines Infantiles para pesquisar cualquier anomalía que sea un obstáculo en el desarrollo de la visión binocular de los niños y las niñas.

“Los casos que requieran una atención más integral se citan a la Unidad Oftalmológica de la UST Santiago, donde tenemos el instrumental necesario para que sean atendidos por los estudiantes de cuarto año, con la supervisión directa de sus académicos”.

“En caso de pesquisar alguna patología que requiera atención del Médico Oftalmólogo, se entrega el informe al jardín correspondiente para que sus padres o apoderados soliciten la atención médica”, detalló la Académica.