Alianza de colaboración fue firmada por la Dra. Alejandra Araya, Directora del Archivo Andrés Bello de la Universidad de Chile, y el Dr. Nelson Lagos, Director del Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático de la Universidad Santo Tomás.

El Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático de la Universidad Santo Tomás (CiiCC-UST) acaba de firmar una alianza de colaboración con el Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile, el cual busca integrar en forma armónica la ciencia, la poesía y el patrimonio cultural, a través de la Colección de Caracolas de Pablo Neruda.

Le convenio fue firmado por la Dra. Alejandra Araya, Directora del Archivo Andrés Bello de la U. de Chile, y Dr. Nelson Lagos, Director de CiiCC-UST, quienes se manifestaron contentos por este trabajo de colaboración en conjunto.

El Dr. Lagos afirmó que el objetivo de la iniciativa es “generar apoyo recíproco en actividades y eventos culturales, patrimoniales y científicos de interés común, promoviendo actividades de valoración del patrimonio cultural de la colección Neruda del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile, y que nos ayude a generar preocupación sobre la vulnerabilidad de las caracolas de moluscos frente al impacto de la acidificación del océano, el cual es un objetivo del plan de divulgación del Proyecto ANILLOS de CONICYT, donde colaboran investigadores de varias universidades chilenas ”.

Por su parte, la Dra. Araya explicó que el Archivo Central Andrés Bello resguarda la biblioteca personal de Pablo Neruda y las caracolas que coleccionó hasta el año 1954, las cuales forman parte de su obra poética y su universo creativo, pues admiraba su estructura, sus formas y su relación con teorías científicas.

“La colección fue declarada Monumento Histórico Nacional. Nos interesó la propuesta del Proyecto ANILLOS, porque nos abre a nuevas formas de divulgación y democratización del patrimonio, al integrar la belleza de la ciencia y el arte. Esperamos poder generar varias iniciativas (exposiciones, publicaciones, talleres, entre otros) que nos permita integrar estas visiones de la ciencia, la tecnología y la poesía en el contexto del patrimonio cultural de Neruda”, sostuvo.

El Director de CiiCC-UST manifestó que “nuestro interés es conocer cómo las caracolas o conchas de carbonato -un biomaterial-, sostienen la estructura y función organismos marinos, como por ejemplo choritos y caracoles, ya que sabemos que estas propiedades son vulnerables al impacto de la acidificación del océano, debido al aumento de emisiones de dióxido de carbono hacia la atmósfera”.

Iniciativas que fortalecen

El Dr. Lagos destacó que “este tipo de iniciativas fortalecen la misión de las instituciones de educación superior en un sentido más amplio e integrador”.

“Desarrollar ciencia en paralelo a otros focos de interés, como el resguardo y preservación de la Colección Neruda, seguramente resultará en un cruce de ideas entre estos mundos aparentemente distantes. Neruda ya nos enseñó a mirar con curiosidad científica y artística”.

Agregó que, desde el punto de vista científico, “debemos aprender de ese cruce de ideas e inspirarnos a ir más allá de los objetivos de investigación. Este tipo de trabajo trans-disciplinario nos permitirá expandir los límites tradicionales que han tenido las ciencias naturales y sociales, entre otras formas de conocimiento. Esta visión integradora es un desafío en sí mismo, pero, como decía Víctor Hugo, ‘no hay nada más poderoso que una idea a la cual le ha llegado su tiempo’. Ese tiempo le ha llegado al estudio de la biología de los moluscos, su geometría y la bio-inspiración, que motiva a todos quienes alguna vez han recogido una caracola en una playa”.

Alianza para los estudiantes y la comunidad 

Para el Director de CiiCC-UST, esta alianza “representa una oportunidad para que estudiantes de ciencias, por ejemplo, se familiaricen con los procedimientos utilizados en restauración y preservación de muestras bio-minerales, como son las caracolas, y qué tipo de preguntas pueden o no hacerse a una muestra cuyo valor patrimonial excede el valor científico”.

Por su parte, la Dra. Alejandra Araya sostuvo que “los conservadores tendrán la oportunidad de conocer la propiedades biológicas, mineralógicas y mecánicas de las caracolas, lo cual podría diseñar procedimientos y técnicas específicas para su preservación y exposición. Todo esto dentro de una amplia gama de temáticas de investigación”.

“La puesta en valor del patrimonio ganará con este proyecto, pues generará instancias interdisciplinarias, cuyos desafíos permiten imaginar de otro modo el futuro, desde nuestra herencia natural y cultural”, complementó la Directora del Archivo Andrés Bello.

Además, el Dr. Lagos aseguró que “para la comunidad en general, el mensaje es muy relevante, dado el estado actual de la institucionalidad encargada de desarrollar conocimiento en Chile con la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Conocimiento. Promover la valoración u divulgación del patrimonio cultural de la Colección Neruda, desde la perspectiva científico-técnica y artística, ayudará a eliminar esas barreras artificiales que se han establecido entre las disciplinas naturales y sociales”.

Adicionalmente, esperan “generar preocupación por el impacto del Cambio Climático en el océano. La memoria de Neruda vive en estas caracolas, otorgándole una nueva y original dimensión al valor de la Biodiversidad marina”, sentenció el Director de CiiCC-UST.

Participantes

En el proyecto participarán equipos de trabajo de ambas instituciones, como conservadores, archivistas, bibliotecarias e investigadores del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile, así como académicos y académicas de la Universidad de Chile. También, invitados especialmente al proyecto, como ecólogos, ingenieros biomecánicos de las universidades Santo Tomás (UST), Adolfo Ibáñez (UAI), Andrés Bello (UNAB) y de Santiago (USACH). Además, se sumarán estudiantes de Biología Marina e Ingeniería de las universidades mencionadas.

También colaborarán geólogos y físicos de la Universidad de Granada (España) y Cambridge (Reino Unido), interesados en las propiedades bio-minerales del carbonato de calcio de las caracolas de moluscos.

Ambos Centros

El Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile es el núcleo patrimonial de la más antigua universidad del país. Ubicada en la Casa Central del plantel, en pleno centro de Santiago, el archivo es el encargado de preservar, custodiar y difundir piezas clave de nuestra historia, entre éstas, la donación que hiciera en vida el Premio Nobel a la Casa de Bello, declarada Monumento Histórico Nacional, que incluye no sólo las caracolas, sino que también su biblioteca personal, discos y otros recursos. Junto a la donación de Neruda, el Archivo resguarda además los borradores de los Sonetos de la Muerte de Gabriela Mistral, documentos previos a la constitución, archivos personales de Diego Portales, Manuel Montt, Andrés Bello y piezas de la Lira Popular, entre muchos otros.

Por su parte, el Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático realiza investigación orientada a entender los efectos del Cambio Climático sobre los ecosistemas costeros, con énfasis en las oportunidades de innovación científica y tecnológica que ofrece nuestro capital natural. El convenio de colaboración entre CiiCC y el Archivo Andrés Bello se da en el marco del proyecto ANILLOS de CONICYT, el cual entregó un financiamiento de 450 millones de pesos por tres años para estudiar y difundir el impacto de la acidificación de océano sobre caracolas de los moluscos de la costa de Chile.