Comunidad tomasina de Ovalle participa en taller “Nuestro Sello”

La actividad permitió el reencuentro de colaboradores de la institución, de manera virtual, para reflexionar sobre los valores institucionales y el Tema Sello 2021.

La Dirección de Formación e Identidad del IPCFT Santo Tomás sede Ovalle realizó el taller telemático “Nuestro Sello”, una actividad dirigida a la comunidad tomasina y en la que participaron directivos, docentes, administrativos y colaboradores del establecimiento de educación superior.

La iniciativa se centra en los valores institucionales, con el propósito de que los miembros de la comunidad  puedan  actualizarlos y  reflexionar sobre ellos, para incorporarlos en el día a día a su trabajo y al proceso de formar a nuevos profesionales.

Además, en la oportunidad los participantes pudieron interiorizarse sobre el Tema Sello 2021, que este año se inspira en el valor institucional “pensamiento crítico”, encarnado en el personaje de Amanda Labarca.

Reencuentro y fraternidad

Desde la organización del taller destacaron que éste constituye una importante instancia de reencuentro entre los colaboradores, que producto de las restricciones sanitarias han realizado sus funciones con teletrabajo y turnos éticos, impidiendo su convivencia diaria.

En este sentido, José Luis Díaz, director de Formación e Identidad de la sede ovallina, sostuvo que “el taller tiene mayor relevancia en el contexto en el que estamos viviendo”, puesto que producto de la pandemia y  los cambios de fase en el Plan Paso a Paso del Ministerio de Salud, con el fin de prevenir el Covid-19, ha cambiado la dinámica en las relaciones entre compañeros de trabajo.

“Antes podíamos situarnos en algún espacio, juntarnos, conversar, tomarnos un café, hoy en día no se puede hacer eso, entonces este taller posibilita un reencuentro, que tiene ciertos matices en cuanto a la fraternidad que vivimos, a la amistad, el compañerismo que  caracteriza a nuestra sede”, afirmó Díaz.

En tanto, Esther Gómez de Pedro,  directora nacional de Formación Identidad manifestó que esta instancia “permite actualizarnos en nuestros valores institucionales y cómo podemos vivirlos e integrarlos en el trabajo en equipo.  Necesitamos también estos momentos donde podamos afiatarnos como comunidad. Puede ser un impulso en nuestro desempeño laboral, para poder contribuir al proceso de educación de tantos jóvenes que confían en nosotros”, señaló.

Formación profesional y valórica

Durante el taller se destacó que el centro de la labor de las instituciones Santo Tomás son las personas, apuntando a un desarrollo armónico e integral, entre lo profesional y lo valórico, de cada una de ellas.

En este aspecto, José Luis Díaz puso énfasis en que cada uno de los colaboradores es parte de ese proceso, “cada uno es un pilar fundamental, cada uno suma y eso queremos reflejar en nuestros estudiantes y que logremos plasmar esos valores en cada uno de nosotros”.

Para Orlando Aguilera, director del Centro de Aprendizaje, “como institución educativa encarnamos los principios valóricos y formativos que inculcó Santo Tomás, deberíamos inspirarnos y seguir los mismos ideales que seguía él.  Ese es el foco que nos hace distintos de instituciones que no tienen un sello característico”, aseguró el docente.

A su vez, Mauricio Díaz, director de Admisión y Comunicaciones de la sede ovallina comentó que  “uno de los aspectos que define el sello Santo Tomás es la armonía entre el desarrollo o formación profesional y la formación como persona, ese es uno de los principales diferenciadores que tiene nuestra institución.  Podemos ver ese cambio en aquellas personas que llegaron como estudiantes y que hoy día son colaboradores de nuestra institución, podemos ver esa evolución a través del tiempo”, aseveró.

Valores tomasinos en pandemia

Para finalizar el encuentro entre la comunidad tomasina, los asistentes a la actividad reflexionaron sobre cómo han vivido los valores tomasinos durante la pandemia que nos afecta globalmente.

Considerando el punto de vista de los alumnos, Priscila Araya, Directora de Asuntos Estudiantiles, DAE, expuso su experiencia en la relación permanente con ellos.

“En las actividades extra programáticas de los estudiantes se nota el respeto entre ellos, la solidaridad, cuando alguien está aquejado por algún problema los estudiantes rápidamente preguntan qué es lo que pueden hacer por aquella persona. También entre nosotros, como compañeros de trabajo hay una preocupación constante por el otro”.

Por último, Marcela Muñoz directora de la biblioteca comentó que desde su área se han preocupado de promover el amor a la verdad y el pensamiento crítico.

“Desde la biblioteca buscamos una forma de que los alumnos y los docentes quieran sumergirse en las disciplinas, a  partir del estudio de los autores, de las fuentes primarias y eso es un acto de amor a la verdad. En cuanto al pensamiento crítico, este parte por una autocrítica de uno mismo, porque uno está constantemente con prejuicios, creencias que son precientíficas , pero la vigilancia epistemológica está en alerta, desconfiando del mismo pensamiento de uno. El pensamiento crítico es fundamental para existir en este mundo en el que estamos plagados de información falsa”, concluyó.