La iniciativa denominada “Calle” consiste en brindar apoyo psicosocial a través de asistencia en salud y capacitación laboral.

Con un total de 40 beneficiarios distribuidos en las comunas de Copiapó y Vallenar, el programa Calle ejecutado por Santo Tomás tiene como propósito generar acciones para el desarrollo grupal de las personas que viven en situación de calle, velando por su bienestar y por dar asistencia a las problemáticas que los afectan día a día.

De esta manera, estudiantes de las carreras de Servicio Social, Diseño Gráfico y Técnico en Enfermería de Santo Tomás Copiapó, pueden integrarse a este programa y realizar sus prácticas profesionales, a través de actividades preventivas en terreno con las personas en situación de calle.

Recursos psicosociales y sociolaborales

Esta intervención surge por encargo del Ministerio de Desarrollo Social con una duración de 24 meses (año 2017-2018) e incluye sesiones grupales e individuales. Cabe señalar que el programa Calle tiene como objetivo central que las personas puedan mejorar sus condiciones de vida y superar esta condición a través del despliegue de alternativas de seguridad y protección, el desarrollo de capacidades y el aumento de recursos psicosociales y sociolaborales. Para tal efecto considera en su implementación un conjunto de acciones, servicios y prestaciones sociales que tienen como propósito mejorar la calidad de vida de las personas, contribuyendo, de esta forma, al logro de mayores niveles de bienestar y cohesión social.

El equipo de Voluntarios Calle trabaja acorde a las necesidades sentidas por los usuarios del programa, desarrollando las siguientes estrategias: Ruta Social, consistente en la entrega de alimentación a las personas en situación de calle de la ciudad de Copiapó; Dignificamos tu oficio, referido al apoyo de un micro-emprendimiento a través de talleres; y Campañas solidarias, orientado a cubrir las necesidades básicas de las personas en situación de calle recolectando de abrigo, ropa, alimentos y útiles de aseo.

Andrea Parra, Coordinadora del programa Calle de Santo Tomás explicó que a través del equipo multidisciplinario de la UST, a las personas que son parte de este programa se les entrega asistencia en salud y también capacitación laboral. “Partimos con todo lo que es la incorporación de estas personas al sistema de salud formal y después, dependiendo de su situación particular, si presenta una patología, ya orientamos una atención más personalizada”, señaló Parra.

Nuevas oportunidades

De esta manera, se han realizado distintas acciones como controles preventivos de salud, capacitaciones en computación y talleres de educación financiera, además de otras iniciativas como la entrega de ayuda a los vecinos albergados en Tierra Amarilla y mitigar los efectos que les produjo la inundación que dejó las intensas precipitaciones.

Luis Paredes, uno de los beneficiarios del programa Calle valoró la realización de esta intervención, señalando que “el programa me ha servido para poder salir e irme superando. Ahora estoy trabajando, ya tengo posibilidades de trabajar y se me han abierto varias posibilidades que no tenía antes”, expresó.