Actividad se realizó en el Aula Magna de la Universidad Santo Tomás Santiago. También participaron Nicolás Farfán, Director Nacional INJUV, la Diputada Cristina Girardi y Hermann Melcherts, Subcomisario de la PDI, entre otros invitados.

Consuelo Hermosilla, Madre de Antonia Garros, llegó hasta la Universidad Santo Tomás Santiago, para compartir su experiencia en el Seminario “Violencia en el pololeo ¿Un desafío pendiente?”, organizado por la Escuela de Psicología de la casa de estudios y la Fundación Honra.

En la oportunidad, sostuvo que le parece muy positivo que se realicen este tipo de actividades para prevenir hechos como el que le tocó vivir.

“Desde los jóvenes parten los cambios. Me parece súper positivo y ojalá no se quede solo en seminarios, sino que cada uno, en su mundo, empiece a hacer cambios. Es la única forma de cambiar esta sociedad”, destacó.

El caso de Antonia

Ante la masiva audiencia que participó de la jornada desarrollada en el Aula Magna de la UST Santiago, Consuelo aseguró que el caso de Antonia, su hija, “se visibilizó más porque ha sido como el primer ‘suicidio-femicidio’ en el pololeo”.

Manifestó que espera que se aprueben pronto los proyectos de ley que están en el Congreso sobre la materia e hizo un llamado a los parlamentarios, señalando que “esto es muy importante, esto les pasa a todos. Esto pasa desde los estratos bajos hasta el barrio alto. Eso pasa todos los días. Está pasando, sáquense la venda de los ojos. Tengan voluntad de hacer cosas”.

Por su parte, Sandra García, Directora de la Escuela de Psicología UST Santiago, señaló que “la violencia nos cruza a todos y sabemos que la violencia comienza tempranamente”.

“Mientras más temprano podamos intervenir, como profesionales de la salud mental, menor va a ser el daño que después va a sufrir nuestra sociedad”, añadió.

Un problema de todos

En la misma línea, Texia Bejer, Coordinadora del Centro de Atención Psicológica (CAPS) de la UST Santiago, manifestó que hay que “enseñar, prevenir y volver a las prácticas de los buenos tratos, a la consideración hacia el otro, ver al otro como un ser humano, no como un objeto al cual yo poseo. Todo eso es súper importante. Como Escuela de Psicología y como CAPS, estamos muy interesados en aportar en este sentido”.

Tomás Honorato, Director Ejecutivo de Fundación Honra, destacó que la violencia en el pololeo “no es un problema de los psicólogos, no es un problema de los profesionales de las ciencias sociales, de los abogados, sociólogos, antropólogos o expertos en la temática. Es un tema que nos tiene que convocar a toda la sociedad (…). Es necesario que nos hagamos cargo y tengamos una responsabilidad”.

“Necesitamos empatizar, necesitamos volver a respetarnos, volver al diálogo, comunicarnos, porque la violencia se ha posicionado, se ha legitimado como una forma de relacionarnos y como una forma de solucionar los conflictos. Hoy los invito a que veamos las cosas desde una mirada más humana”, agregó.

En la actividad también participaron Cristina Girardi, Diputada; Hermann Melcherts, Subcomisario de la PDI; Nicolás Farfán, Director Nacional INJUV; Hélène De Grange, Directora Ubuntu Consultores; y María Eugenia Sossa, Psicóloga de la Universidad de Santiago.