Alumnos de Geología de la Ciudad Jardín serán los responsables de organizar la versión 2017 de este encuentro.

Durante una semana, 12 alumnos de Santo Tomás Viña del Mar participaron en el Séptimo Encuentro de Estudiantes de Geología “Enegeol Valdivia 2015”, al que concurrieron cerca de 300 jóvenes representantes de todas las universidades del país donde se dicta esta carrera. En el evento se trataron diversos temas de interés para los asistentes, que iban desde análisis del desarrollo de la profesión en Chile, hasta comparación de mallas curriculares.

La delegación viñamarina estuvo compuesta por Sebastián Severino, Sebastián Roa, María Jesús Figueroa, Patricia Piñones, Gastón Martínez, Diego Sánchez, Vania Mardones, Andrea Rojas, Manuel Tapia, Romina Araya, Pía Vega y Carlos Castillo.

“Se trataron varios temas, desde el ‘boom’ que vive la Geología, pasando de cuatro a 12 universidades que la imparten, a la importancia que tiene sociabilizar esta carrera, difundiéndola en colegios y en la comunidad, porque mucha gente no sabe lo que hace un geólogo”, cuenta Patricia Piñones.

Sobre el encuentro, detalla que “se organizan varias charlas, todas a cargo de alumnos, hay salidas a terreno y se termina con una mesa redonda donde se tratan todos los temas”. En ese intercambio de experiencias, los alumnos de Viña del Mar pudieron comprobar las diferencias que existen con otras universidades: “acá y en Santiago el enfoque está más orientado a la minería. Los de Antofagasta tienen el desierto al alcance de la mano y se instalan ahí por semanas para observar sedimentos enormes, los de Valdivia tienen sus estudios de volcanes. Todo es muy diferente a lo nuestro”.

Su compañera María Jesús Figueroa señala que “nos sentíamos como guaguas porque somos la primera generación que va a egresar en Viña del Mar y recién como carrera estamos conociendo este mundo. Pudimos darnos cuenta de muchas cosas y lo bueno es que nos sentimos muy integrados”. “Esto nos servirá para crecer”, agrega Diego Sánchez.

“Eso no quiere decir que nos sintiéramos inferiores, al contrario, nos trataban súper bien y todos compartían información. Nosotros les hablábamos de la opción de hacer un Geoparque en Puchuncaví, sobre lo que vemos en Pichilemu o en el Cajón del Maipo, que son los sitios más cercanos a nosotros”, relatan.

En el encuentro se definió también que el próximo Enegeol, fijado para el año 2017, deberá ser organizado por las sedes de Viña del Mar de la Universidad Santo Tomás y Universidad Andrés Bello. “Es una tremenda oportunidad que nos están dando, porque para ellos nosotros éramos unos bebés. Como que nos quisieron decir ‘si van a sumarse, que sea con todo’”, dice Patricia.

María Jesús añade que “el 2016 será nuestro último año, así que tenemos que dejar todo organizado”, y Diego acota que “esto será una vitrina para que la gente sepa que la Geología es mucho más que minería”.

Además de eso, la delegación viñamarina volvió con otra tarea: formar un centro de estudiantes. “nunca hicieron distinciones porque seamos una carrera nueva, pero sí les llamó la atención que no estemos organizados. Esa fue la tarea para la casa que nos mandaron, organizarnos para poder plantear temas y lograr una identidad como universidad”, sostienen.