En Puerto Montt

Desafíos de la Educación Virtual en la Educación Superior en contexto de Pandemia

Investigación de la carrera Terapia Ocupacional UST sede Puerto Montt, a cargo de la docente Mg. Susana Herrera Gómez y en conjunto con las estudiantes Belén Díaz y Patricia Gallardo.

Tras un año y medio de mantener una educación a distancia, el área de investigación de la carrera Terapia Ocupacional UST sede Puerto Montt, a cargo de la docente Mg. Susana Herrera Gómez y en conjunto con las estudiantes Belén Díaz y Patricia Gallardo, consideraron importante, conocer la percepción que tenían los estudiantes de la Facultad de Salud de dicha institución, en relación a los factores ambientales, que estaban facilitando y también, obstaculizando su participación en el rol de estudiantes bajo la metodología virtual.

Kielhofner (2011) señala que el ambiente físico, compuesto por los espacios y los objetos tienen una importante influencia en el desempeño y la motivación, es por esto, que los y las estudiantes han intentado recrear las salas de estudio de la Universidad dentro de sus hogares, para así lograr el nivel de atención y concentración necesario para un buen desempeño. En general buscan silencio, comodidad y privacidad para ejercer sus actividades académicas dentro del hogar.

Es frecuente que el lugar de estudio sea el dormitorio, este espacio, en la mayoría de los casos fue identificado como un obstaculizador, debido a que es reducido y con distractores, ya que, es compartido con otras áreas ocupacionales, como lo es el descanso y sueño.

En relación con los objetos, varios estudiantes debieron adquirir dispositivos nuevos, ya sea, comprados o prestados por la casa de estudio. La Universidad Santo Tomás (UST), realizó un catastro para conocer la realidad de los estudiantes en la relación a la posesión de dispositivos y nivel de conectividad. Fruto de este catastro varios estudiantes con mayor vulnerabilidad fueron beneficiados con computadores y becas de conectividad. Buscando así, eliminar la primera brecha relacionada con el acceso, además, de responder a la necesidad de los estudiantes que, consideran fundamental contar con herramientas que rindan de manera eficiente y cumplan con las altas demandas de esta nueva modalidad aprendizaje.

De acuerdo con el medio ambiente social, compuesto por los grupos sociales y las formas ocupacionales, existe una sensación por parte de los y las estudiantes de mayor compañerismo, empatía y solidaridad en la metodología virtual, ya sea, en compartir conocimientos teóricos, material bibliográfico, material de las clases, entre otros; puesto, que comprenden y han experimentado las dificultades y los desafíos que ha traído consigo esta nueva forma de aprender a distancia. Esto se ve mayoritariamente incrementado en grupos sociales de amistad, no obstante, aunque no se definen estas relaciones como “amistosas”, los lazos de apoyo y colaboración se experimentan de igual modo.

A pesar de que el medio ambiente social nos puede entregar elementos positivos, como confianza, apoyo o motivación, también puede proporcionar elementos negativos como la desmotivación (Kielhofner, 2011). Es así, como se experimenta la sensación de desmotivación de algunos alumnos, haciendo referencia a la poca participación de compañeros y compañeras en clases sincrónicas, siendo este un factor que influye de manera negativa en el atractivo de esta nueva modalidad.

Está desmotivación genera grandes desafíos a los docentes, el hacer participativa la clase expositiva, debiendo mejorar las estrategias para incorporar a los estudiantes en el centro del aprendizaje, realizando acciones y poniendo énfasis en la construcción conjunta del conocimiento, respondiendo de esta manera al modelo de formación de la Universidad Santo Tomás. Con el objetivo de responder a este desafío de fortalecer las competencias académicas, la UST con su programa de formación y perfeccionamiento docente ha desarrollado líneas pedagógicas que se orienta principalmente a fortalecer la participación de los y las estudiantes en las clases a distancia.

Uno de los ámbitos donde se han generado importantes variaciones tienen relación con las formas ocupacionales, Kielhofner (2011) las refiere como la manera tradicional o típica de hacer las cosas. Estas variaciones se observan en la implementación de nuevos métodos de estudios que han duplicado, en algunos casos, los tiempos destinados a la participación en este rol. Varios de los estudiantes hicieron mención que incorporaron a la tradicional asistencia a clases sincrónicas y toma de apuntes, el revisar las clases grabadas y hacer resúmenes, que complementen los apuntes, recurso que no estaba disponible antes de la metodología virtual. En efecto, la organización del tiempo ha sido uno de los puntos críticos de varios estudiantes, ya que en muchos casos las actividades académicas no son únicas y el tiempo con el que disponen los y las estudiantes se debe compatibilizar, con otras actividades correspondientes al ciclo vital.

A lo largo de la investigación, se pudo conocer que cada estudiante ha realizado un gran esfuerzo por adaptarse a las nuevas condiciones y responder de manera eficiente en el ejercicio de su rol estudiantil, teniendo que adaptar y compartir, tanto sus espacios de estudio, como la participación en sus otros roles,  delegando tareas a otros miembros de su grupo familiar, así mismo ha quedado en evidencia que las relaciones sociales entre compañeros de universidad se han fortalecido siendo considerado como un factor facilitador del rol de estudiante.

Actualmente, gracias a que la ciudad de Puerto Montt se encuentra en fase de apertura, la UST está brindando gradualmente espacios de presencialidad, tanto en cátedras como en laboratorios y prácticas, preparándose para un año 2022 con mayor presencialidad, si las condiciones sanitarias lo permiten.