La iniciativa organizada por la Dirección Nacional de Formación e Identidad en el marco del Programa de Bienestar y Salud Mental, abordó en su primera sesión la charla “¿Es posible hablar con Dios hoy?”.

En el marco del Programa Bienestar y Salud Mental promovido desde 2020, en la dimensión de Apoyo Espiritual, se efectuó una nueva actividad que suscitó gran interés a nivel nacional: un Taller de Oración bajo el nombre de “¿Es posible hablar con Dios hoy?”. La propuesta, organizada por la Dirección Nacional de Formación e Identidad de Santo Tomás, nace del convencimiento de que la vinculación o revinculación con Dios es una experiencia que aporta un sentido único a la vida, pues permite resignificar cuanto vivimos al sabernos amados incondicionalmente por Dios, que es siempre fiel. Desde nuestra inspiración cristiano-católica, e inspirados en Tomás de Aquino, la instancia busca ofrecer espacios que promuevan tal experiencia.

De esta manera, cada quince días se convocará a la comunidad, especialmente a los estudiantes, para adentrarse en ese mundo de la relación personal con Dios. Así, el pasado miércoles 5 de mayo, de 18:00 a 19:00, se unieron alrededor de 60 personas de todas las sedes de la institución para esta experiencia.

Uno de los participantes, Manuel Jesús Pérez Gálvez, alumno de la carrera Técnico en Educación Especial del CFT Santo Tomás Rancagua, precisó que el primer encuentro del Taller de Oración onlinees un gran regalo ya que he recibido la invitación justo en una semana muy especial espiritualmente y además de poder dar una respuesta de agradecimiento a Dios nuestro Padre por amarme tanto cada día. Y sobre todo en este tiempo de pandemia, ya que a pesar de lo trágico que ha sido, yo digo ‘bendita pandemia’ que me ha dado estas instancias de reunirme con Él en la oración, junto a mis amigos tomasinos”, sostuvo.

Asimismo, sobre el tema central de la actividad, el estudiante aseguró: “claro que sí es posible hablar con Dios, en diferentes aspectos y momentos de nuestra vida, y ahora lo necesitamos más que nunca, sobre todos los jóvenes que buscamos una palabra de aliento en nuestros corazones, para revivir nuestra vida, anhelos, sueños, los estudios y disfrutar de la alegría de tener a Dios, que sí existe en medio nuestro cada miércoles. En el taller descubrí que Dios es persona y yo también lo soy y necesito de Él, me ha creado a imagen y semejanza suya, ha pensado en mí desde siempre abrazándome en una amistad especial, así yo puedo decir Dios sí es fiel realmente”.

Por lo mismo, Manuel no duda en invitar “a todos los jóvenes tomasinos, de las diferentes sedes de nuestro país y quienes quieran unirse a esta instancia de oración, a que dejen ese sofá de la comodidad y se levanten a conectarse con Dios, ya que su amor trasciende nuestra vida y nos llama a decirle sí sin miedo a nada. Con este Taller de Oración te pido, Señor Jesús, que me ayudes a cumplir mis propósitos este año, esos sueños maravillosos que en mi corazón están esperando tu bendición, que el lugar sagrado por excelencia seas tú, Dios de mi vida y del amor. La oración con Dios es una instancia de silencio con Él, y en este taller también podemos compartirla con los demás, aceptando e incluyendo a todos y a todas, en una especie de orar con inclusión, una instancia para escuchar nuestros corazones que tienen ansias de hablar de nuestro Creador, de su Hijo Jesús y de la mano de nuestra Madre María siempre Virgen que nos cuida en esta pandemia de todo virus mundano que nos separe de la oración y de Dios”.

Por su parte, Lorena Serra A., Jefa de Biblioteca de sede Chillán, afirmó respecto del Taller de Oración que “es un privilegio contar con espacios como el vivido en el Taller de Oración, tan necesarios no sólo para los momentos convulsionados que vivimos, sino también para los de más calma. Vengo de un núcleo familiar y educación católica y mi vida laboral en una institución de los mismos principios, donde pretendo terminar si Dios no dispone otra cosa. Tuve una experiencia cercana del poder de la oración, al realizar una cadena de oración por una sobrina, que al tener su primer bebé sobrevivió a una falla multisistémica, donde el mismo médico reconoció un milagro, pues nos había preparado para el final. Gracias por la invitación”, dijo.

Queda abierta la invitación a participar o a consular sobre esta actividad, cuya primera sesión está disponible en este link. Las siguientes reuniones virtuales serán a las 18:00 los siguientes días: 19 mayo, 2, 16 y 30 de junio.