• De acuerdo a proyecciones presentadas por el gobierno, en el año 2050 el 25% de la población pertenecerá al grupo etario de la cuarta edad.

De acuerdo a la encuentra Casen 2015, el 16,7% de la población tiene más de 60 años, lo que equivale a más de 2.800.000 personas, provocando que los 104 geriatras que se ubican a lo largo del país, sean un fiel reflejo de la necesidad de especialistas dedicados a la atención de mayores que impera en todo Chile.

Es por este motivo que recientemente la primera dama, Cecilia Morel, junto al ministro de salud Jaime Mañalich, presentaron el programa “Más geriatras para Chile”, que busca aumentar en un 50% la formación de profesionales del área de geriatría en el marco del plan “Adulto Mejor”.

En este sentido, Andrés Ledezma, director del Centro de Investigación en Gerontología Aplicada, comentó que “actualmente se cuenta con un registro bajo a nivel nacional de médicos geriatras, y nuestra región sólo cuenta con uno; el único además, desde Arica hasta Coquimbo, lo que es sumamente grave ya que deberíamos contar con al menos 4 o 5 especialistas como mínimo para que lograr dar abasto con la atención pública.”

Debido a la inexistencia de especialistas en algunas regiones del país, se hace imperante la necesidad de formar profesionales que no se limiten exclusivamente a ser médicos geriatras, “para que así se logre extender la especialidad a otros profesionales del área de la salud que atienden a personas mayores.”, añadió el director.

Cabe destacar que Chile es el país más envejecido de Latinoamérica, con una expectativa de vida llega a los 80 años, proyectando en 2030 un aumento entre los 86 u 97 años, “por lo que se hace necesario el aumento de especialistas que atiendan a las personas mayores, encabezado por médicos geriatras pero también extendido hacia otras áreas de la salud.”, concluyó Andrés.