En el desayuno de inicio de año académico con los colaboradores de la sede, el Servicio Nacional para la Prevención de Drogas y Alcohol de O’Higgins hizo entrega de la placa nivel avanzado al Instituto y Centro de Formación Técnica.

A inicios del año 2014, Santo Tomás Rancagua se adhirió al programa “Trabajar con calidad de vida” de Senda, iniciando de esta manera un trabajo metodológico, generando estrategias para implementar al interior de la organización. Esta tarea es liderada por el Equipo Preventivo Coordinador (EPC) formado por los propios trabajadores.

Manuel Olmos, Rector de Santo Tomás Rancagua, recibió la certificación en nivel avanzado de manos de Pablo Leiva, Director (s) de Senda O’Higgins, y Karen Fernández, Encargada Regional de Prevención. “El compromiso asumido hace tres años, hoy tiene sus frutos, así lo reflejan las cifras y eso nos pone muy contentos, pero la invitación es a no bajar la guardia, a seguir trabajando para trasformar este centro de estudios en un espacio laboral libre del consumo de sustancias”, declaró Leiva.

Por su parte, Olmos agregó: “A través del diagnóstico inicial, Senda fue un apoyo fundamental en la detección de nuestras fortalezas y debilidades. Esto nos ha permitido mejorar considerablemente los índices de calidad de vida, lo cual nos enorgullece como organización”.

El programa “Trabajar con calidad de vida” busca promover e impulsar  la prevención del consumo de drogas al interior de las organizaciones productivas como parte de la gestión de recursos humanos y como una política de calidad de vida, de salud ocupacional y prevención de riesgos. De esta manera, se fortalecen los factores protectores y disminuyen  los factores de riesgo, tanto los personales como los asociados al medio laboral.