Preparador Físico de selección chilena de rugby expuso sobre importancia del proceso formativo en el alto rendimiento

Con un auditorio repleto el actual preparador físico de la Federación Chilena de Rugby, Andrés González Forysthe, compartió su experiencia y conocimientos como entrenador ligado al alto rendimiento deportivo, en una charla organizada por el Instituto Profesional y Centro de Formación Técnico Santo Tomás de Punta Arenas.

En la oportunidad, el Licenciado en Deporte y Cultura Física, destacó la experiencia que vivió con los seleccionados nacionales de judo oriundos de la Región de Magallanes, recalcando la importancia del deporte formativo para llegar al alto rendimiento.

“Es necesario ser constante y apuntar a la formación desde pequeños y sobre todo la constancia en el tiempo”, expresó González haciendo alusión a que “hay que evitar que los cambios en los cargos políticos afecten a un determinado plan de entrenamiento”, sentenció el DT.

González Forysthe, indicó que para un entrenador es fundamental inculcar en la época de formación de los deportistas, el  ser humildes y enseñarles a compartir con otros deportistas, donde aprovechó la oportunidad para compartir experiencias con deportistas nacionales, como el caso de Natalia Ducó, destacada atleta chilena, a quien catalogó “como la mejor deportista de alto rendimiento de Chile”.

El preparador físico de origen cubano regresa a Santiago a primera hora de este jueves para retomar sus entrenamientos en el Centro de Alto Rendimiento (CAR).

Jefe de carrera de Preparador Físico

Por su parte, Reidel Landley, Jefe de la carrera de Preparador Físico del Centro de formación Técnico Santo Tomás de Punta Arenas, destacó la convocatoria especialmente de las personas ligadas al deporte, externas a la institución, ya que “uno de nuestros objetivos es estar permanentemente vinculados a las actividades físicas y deportivas de Magallanes y ser un aporte al crecimiento de estos.

“Además esta oportunidad sirve para que nuestros preparadores físicos conozcan los procesos, cuidados y dedicación que hay que realizar para llegar a ser un profesional de alto rendimiento, junto con reforzar las competencias genéricas y específicas en su proceso formador”, señaló el docente.