Según el portal www.mifuturo.cl, dependiente del Ministerio de Educación, las carreras Ingeniería Civil en Minas e Ingeniería Civil Industrial tienen una empleabilidad que supera el 90% al primer año de egreso. Al cuarto año de la titulación la remuneración rodea los 2 millones de pesos.

Dentro de la gama de carreras que ofrece la Facultad de Ingeniería de Universidad Santo Tomás, hay dos que destacan especialmente, tanto por su alto nivel de empleabilidad al primer año de egreso, como también por las remuneraciones que los egresados perciben al cuarto año de titulación.

Según el sitio www.mifuturo.cl, dependiente del Ministerio de Educación, Ingeniería Civil en Minas es una de las carreras más atractivas de esta área. No sólo porque logra insertar al 93,1% de sus egresados al mundo laboral al primer año de egreso, sino que también por su atrayente renta, la que puede sobrepasar los $2.500.000 al cuarto año.

Similar situación ocurre con la Ingeniería Civil Industrial, que tiene una empleabilidad promedio del 92,5% al primer año de egreso, mientras que el sueldo de un ingeniero civil industrial bordea los $2.300.000 al cuarto año de egreso.

Flexibilidad y demanda

¿Por qué estas carreras tienen una alta demanda y son tan bien pagadas? A juicio de Juan José Negroni, Decano de la Facultad de Ingeniería de Universidad Santo Tomás, “el aspecto más distintivo tiene relación con la flexibilidad que ofrecen estas carreras y también la formación en múltiples disciplinas. Los ingenieros industriales pueden trabajar en cualquier contexto o entorno. Muchos ingenieros civiles industriales son contratados como jefes o directores de proyectos y se mueven en funciones de supervisión o de gestión donde continúan aprovechando su experiencia técnica”, explica la autoridad.

En tanto, los ingenieros civiles en minas siempre son muy requeridos porque

“Chile ha sido y será por mucho tiempo más un país de tradición minera. La demanda de profesionales altamente capacitados que la industria minera permite que los ingenieros e ingenieras civiles en minas posean el nivel de remuneraciones más alto a nivel nacional y global”, enfatiza.

Campo laboral

Es preciso consignar que los ingenieros civiles en minas pueden ejercer profesionalmente en la industria de explotación minera a pequeña, mediana y gran escala, tanto a nivel nacional como internacional. Asimismo, pueden desempeñarse en distintos niveles de responsabilidad en empresas de servicios, asesoría y consultoría asociada a la cadena productiva minera global.

En tanto, los ingenieros civiles industriales pueden encontrar trabajo en todos los sectores de la industria de bienes y servicios, como por ejemplo salud, manufactura, comercio, telecomunicaciones, minería, energía, transporte, logística, servicios financieros, entre otras. Es decir, la oferta de empleabilidad es amplia y muy diversa.

Sello Santo Tomás

A juicio del Decano de Ingeniería, el sello distintivo de los ingenieros egresados de la UST es que “están capacitados para optimizar el diseño y funcionamiento de procesos, organizaciones y sistemas, generando soluciones a diversas problemáticas en ámbitos de gestión o producción, considerando principios de eficiencia operacional, optimización económica, recursos tecnológicos y humanos disponibles, con sustentabilidad ambiental y social”.

“Los perfiles de egreso de nuestros estudiantes están sustentados por el desarrollo de competencias transversales, permitiéndoles razonar en forma crítica y creativa para sustentar su quehacer profesional y también desarrollar emprendimientos propios, utilizando un amplio rango de herramientas tecnológicas y de información para gestionar su autoaprendizaje dentro del marco de un perfeccionamiento continuo”, puntualiza Negroni.

Siguiendo esta línea, la autoridad académica diferencia el proceso de aprendizaje que ofrece Universidad Santo Tomás al de otras instituciones, refrendado en que “todos nuestros estudiantes, al ingresar a primer año, se le asigna un Academic Advisor, que es un docente que los guía y los apoya en sus procesos académicos. También los alumnos, al inicio de su vida universitaria, reciben un semestre de nivelación para estimular sus capacidades y búsqueda de la excelencia como futuro profesional”, sostuvo.

Agrega que “en forma temprana, Santo Tomás apoya la formación de los estudiantes enfocados en el aprendizaje activo, con una sólida formación de la Ingeniería y Ciencias Básicas, aplicando desde el comienzo su aprendizaje y potenciando su habilidad para resolver problemas con éxito”, sentenció.