Acreditación institucional y de carreras: perfeccionamiento constante y compromiso con la calidad

En los últimos años, el debate en torno al mejoramiento del sistema de educación superior en Chile ha abordado diversos aspectos, siendo uno de los más relevantes la calidad de la enseñanza que las instituciones entregan a sus estudiantes. En nuestro país, el mecanismo para garantizar que se cumpla con este propósito es la acreditación, un proceso voluntario al que se someten las instituciones autónomas y sus carreras, para contar con una certificación de calidad de sus procesos internos y de los resultados de la formación que imparten.

En el caso de las instituciones Santo Tomás, todas se encuentran acreditadas en las áreas de Gestión Institucional y Docencia de Pregrado ante la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), organismo que promueve y verifica la calidad de la educación superior chilena. La Universidad Santo Tomás está acreditada desde diciembre de 2014 hasta diciembre de 2017, el IP Santo Tomás desde noviembre de 2014 hasta noviembre de 2017 y el CFT Santo Tomás desde diciembre de 2013 hasta diciembre de 2016.

“Los resultados obtenidos de la acreditación reafirman el compromiso constante por entregar una educación de calidad, pero reconoce que lo importante es seguir avanzando, ya que siempre se pueden ir optimizando los procesos formativos”, explica el Vicerrector de Aseguramiento de la Calidad de Santo Tomás, Fernando de la Jara.

Para el cumplimiento de este quehacer, la Vicerrectoría de Aseguramiento de la Calidad coordina los procesos de acreditación institucional y de carreras y hace un seguimiento de los planes de mejoramiento tanto de las acciones que la propia institución se autoimpone como de aquéllas que surgen de los acuerdos de acreditación.

De esta manera, Santo Tomás ha desarrollado un trabajo riguroso de compromiso con la calidad, instaurando una cultura de autorregulación, lo que, según comenta Fernando de la Jara, se traduce “en un perfeccionamiento constante en el servicio ofrecido a nuestros alumnos”.

Ventajas de la acreditación

Junto con garantizar una formación de excelencia que ayude a los alumnos a insertarse con mayor éxito en el mundo laboral, la acreditación permite acceder a becas y créditos para financiar los estudios, beneficios a los cuales no pueden optar los jóvenes que estudian en instituciones no acreditadas.

Así lo destaca Alejandro Vera, estudiante de Preparador Físico del IP CFT Santo Tomás San Joaquín, quien dice que “como alumnos podemos optar a diferentes beneficios, por ejemplo a algunas becas como la Nueva Milenio para solventar nuestros estudios. Si no estuviéramos acreditados no podríamos postular a ella. De ahí la importancia de estar estudiando en una institución acreditada”, señala.

Acreditación de carreras

Santo Tomás tiene presencia en gran parte del país, ofreciendo más de 90 carreras en 14 áreas de interés. Los programas están orientados a formar capital humano que responda a las necesidades de Chile, generando así un importante factor de movilidad social y potenciando el crecimiento regional.

En el ámbito de la acreditación de carreras los resultados también han sido muy satisfactorios. Las tres instituciones Santo Tomás, han experimentado logros sustantivos, lo que se evidencia en que actualmente la Universidad cuenta con 18 carreras acreditadas, el Instituto Profesional con 12 y el Centro de Formación Técnica con 14.

Una de las ventajas de estudiar en una carrera acreditada es que su calidad ha sido certificada y validada por organismos externos. Por lo tanto, se asegura públicamente que la formación entregada es de excelencia y cuenta con los recursos suficientes para que dicho proceso se efectúe adecuadamente.

Nuestros alumnos pueden tener la confianza que después de sus años de estudio estarán habilitados para insertarse en el mundo laboral. En segundo lugar, si una carrera está acreditada, es porque ha efectuado un proceso de análisis riguroso, que le ha permitido formular un diagnóstico certero sobre sus principales fortalezas y debilidades, lo cual es muy positivo porque sirve para reconocer aquellas áreas que requieren la adopción de medidas y la implementación de acciones de mejora”, indica Fernando de la Jara.

Cabe destacar que actualmente más del 70% de los alumnos de la UST, IPST y CFTST estudia en una carrera que ha certificado su calidad.

CFT Santo Tomás, por su quinta acreditación

Durante este año, el CFT Santo Tomás ha desarrollado un importante trabajo de autoevaluación para presentarse a un nuevo proceso de acreditación en 2016, en el cual han participado activamente estudiantes, docentes, directivos, egresados y autoridades de la institución.