Tras la experiencia acumulada en trabajos voluntarios de Santo Tomás, Bianca Miranda comenzó una campaña en su localidad para reunir los materiales para mejorar la vivienda de una madre y sus dos hijos.

“Ha sido difícil, tenemos que estar en cuarentena en nuestras casas, pero era imposible decir que no a esta circunstancia, se vienen mucho frío y muchas lluvias, menos cuando se trata de niños” comenta Bianca Miranda. Mientras recorría la comuna de Coinco ayudando a su papá en su trabajo, se encontró con una madre con su hijo de 11 años y su hija de 1 año y medio. La señora tenía la cocina a la intemperie y vivía en un cuarto pequeño con dos camas de una plaza, una de ellas quebrada, y el piso de tierra.

En su paso por Santo Tomás, estudiando la carrera Preparador Físico, Bianca siempre se ha destacado por participar en actividades extracurriculares, principalmente en los trabajos voluntarios. Esta experiencia fue el motor para comenzar una campaña solidaria.

“Yo vi esa situación y apenas llegué a mi casa me puse a hablar con contactos más cercanos y les conté lo que estaba pasando. Primero partí pidiendo ropita para la niña. La señora me comentó que había ido a la municipalidad a pedir planchas de zinc y le dijeron que volviera en dos semanas más. Eso me motivó a decir que hay que hacer algo entre nosotros mismos, porque la ayuda municipal se iba a tardar mucho más. No se podía alargar este proceso, por todo lo que estamos pasando”.

Bianca logró reunir mercadería, ropa, una estufa, una cama de dos plazas y todos los materiales de construcción, incluso le prestaron las máquinas necesarias. Así, el 21 de mayo partieron limpiando el terreno para brindar una casa a esta familia: “Mi teléfono sonaba todo el día, gente que quería donar, y nos coordinamos con amigos para hacer un equipo de trabajo. Hicimos cuadrillas, siempre manteniendo la distancia, usando mascarilla. Todo fue súper rápido, mientras se secaba el radier, comenzamos a hacer paneles, para ir ahorrando más tiempo”.

La llegada de las lluvias era inminente, por lo que el trabajo comenzaba muy temprano y terminaba al borde del toque de queda. Así, el 8 de junio entregaron las llaves de la nueva casa para esta familia: “Es bien emocionante. Yo jamás pensé que iba a estar en esta situación de colaborar, menos en época de pandemia. Mi mamá me decía que no hay que salir, pero no podía decir que no a esta situación, porque yo estoy en mi casa calentita, pero siempre estaba pensando en cómo estaría esa familia y pasó las lluvias en su casita nueva, gracias a Dios”, recuerda Bianca.

La campaña de Bianca fue tan exitosa que recopiló materiales de construcción para una segunda vivienda que beneficiará a un matrimonio joven, con su hijo de 10 años y un bebé recién nacido.

Para conocer más experiencias de tomasinos en esta emergencia sanitaria, te invitamos a participar de la tercera charla del ciclo “Acciones que transforman – Historias de tomasinos” que el miércoles 15 de julio contará con la participación de Johana González Aliaga, Titulada de Técnico en Educación Parvularia. Ella compartirá su experiencia realizando cápsulas de video para seguir entregando contenidos educativos a los niños.