Santo Tomás Viña del Mar entrega el premio “Alumnos Sello” a sus estudiantes destacados de UST, IP y CFT

María José Leiva, de la Escuela de Derecho; Israel Pacheco, de Ingeniería en Automatización y Control; y Juan Pinto, de Técnico en Construcciones Civiles, recibieron la distinción por parte de las autoridades de la institución.

Una agradable interrupción de vacaciones fue lo que tuvieron que vivir Maria José Leiva, Israel Pacheco y Juan Pinto. Los tres estudiantes fueron citados casi a fines de enero a Santo Tomás Viña del Mar para recibir una importante noticia: ser distinguidos con el premio “Alumnos Sello”, reconocimiento a su compromiso con los valores de la institución que además se traduce en una beca que los libera del pago de arancel durante un año. “Es un tremendo alivio que nos da tranquilidad para el futuro”, coinciden.

María José Leiva, estudiante de quinto año de la Escuela de Derecho, señala que “nos viene demasiado bien no solo en el tema financiero, sino que además esto premia lo que uno hace en el año no buscando la beca, sino por un interés personal de participar en las diversas actividades. Yo participo en debates porque me nace y porque me puede servir para mi carrera, pero que alguien lo destaque es muy bonito. Además, yo soy muy autocrítica, siempre pienso que pude hacer las cosas mejor, entonces que venga un tercero y reconozca tu esfuerzo es genial”.

Por su parte, Juan Pinto, alumno de segundo año de Técnico en Construcciones Civiles indica que “el llamado fue la mejor sorpresa que podríamos haber tenido”. Sobre las virtudes que lo llevaron a recibir el premio, dice que “en mi caso, yo siempre me comprometo al máximo en todo lo que hago. Por ejemplo, juego fútbol y ahí también soy muy comprometido, lo mismo con mis trabajos, donde todo me tiene que quedar bien. Es como mi filosofía de vida que también aplico en Santo Tomás; donde puedo aportar, lo hago. Si me llaman a ayudar, voy”.

Israel Pacheco, de tercer año de Ingeniería en Automatización y Control Industrial, aporta que “uno no se da cuenta de las virtudes que tiene hasta que un tercero te lo dice. Es que, tal como dicen ellos, es parte de la esencia de cada uno, como ser solidario sin esperar recibir algo a cambio. Lo mismo aplico en temas académicos, si puedo ayudar a mis compañeros, obvio que lo voy a hacer porque la idea es que nos vaya bien a todos. No encuentro otra manera de ser”.

REUNIÓN CON AUTORIDADES DE SANTO TOMÁS

Los tres estudiantes tomasinos fueron recibidos en una breve ceremonia por el rector de Santo Tomás Viña del Mar, José Weinborn; el director académico de UST Viña del Mar, Piero Moltedo; el director académico de IP-CFT Santo Tomás Viña del Mar, Raúl Montes de Oca; el director de Formación e Identidad, Pedro Mayorga; y la directora de Asuntos Estudiantiles, Loreto Caviedes.

En el encuentro, los directivos les comentaron las virtudes que los llevaron a ser escogidos como “Alumnos Sello”. “Son los valores que busca la universidad, que son parte de su sello”, dice María José, quien destaca que “en la sede Viña del Mar somos más de seis mil alumnos, entonces que nos hayan elegido a nosotros es un tremendo mérito”. Juan añade que “nos dijeron que el hecho de estar siempre dispuestos a colaborar, nuestra forma de ser, fue lo que evaluaron incluso más que el rendimiento académico, que si bien es bueno, no necesariamente es el mejor de la carrera”. Finalmente, Israel cree que “el compromiso con la institución y la solidaridad con los compañeros fue lo que más valoraron en nosotros”.

Alumnos Sello junto al rector de Santo Tomás Viña del Mar.

“Alumnos Sello” junto al rector de Santo Tomás Viña del Mar, Sr. José Weinborn del Villar.