Estudiante de Terapia Ocupacional defenderá los colores de la Selección Chilena en la Copa América

Francisca Castillo Claré cursa el tercer año de carrera en la UST Santiago y viajará a Brasil para disputar el torneo continental. “Estoy representando a muchas niñas que quisieran estar en mi lugar, que quisieran tener esta posibilidad. Es un orgullo”, afirmó.

A Porto Alegre, Brasil, sacó pasajes Francisca Castillo Claré, Estudiante de tercer año de la Carrera de Terapia Ocupacional de la Universidad Santo Tomás Santiago, como parte de la Selección de Fútbol 7 Femenina de Chile que disputará la Copa América de Fútbol 7, a desarrollarse el próximo 6 de diciembre en ese país.

“Cuando me llamaron para confirmarme en la selección fue emocionante. Igual estaba con la duda por el tema de la pandemia, pero fue súper rico tener el apoyo de mi familia, de mis amigas y, ahora, a prepararme full en el proceso”, contó Francisca.

Un premio al esfuerzo, perseverancia y dedicación para la estudiante tomasina, ya que reconoció que “el estudio y los entrenamientos ha sido difícil. A veces se vuelve estresante, pero hay que organizarse bien. Llevo años metida en esto mismo, entonces tengo un poco más el training de hacer los trabajos, dedicarle tiempo, de hablar con mis compañeros, quienes me han entendido”.

Tú puedes

Si bien la Escuela de Terapia Ocupacional se ha puesto en su lugar, Francisca recordó entre risas que, frente al llamado de la Selección, se le pasó por la cabeza que “no me iban a autorizar. Pregunté con mucho cuidado y respeto, porque igual son clases importantes o pruebas. Pero, lo recibieron súper bien. La Directora de Carrera lo tomó súper bien, me felicitó mucho. Entonces, eso me deja más tranquila para mis entrenamientos”.

“Es súper importante el apoyo que he tenido de la Directora y profesores. Que me hayan autorizado es muy bueno, porque siento que no estoy sola. La UST se ha portado excelente conmigo en el tema futbolístico. Soy becada de la Universidad, por eso trato de rendir y lo he hecho, tanto en mis notas y como en mis partidos. Entonces, me gusta mucho el sentido que le dan a los deportistas. Que me hayan respaldado es un alivio gigante”, completó.

Ese apoyo que la Casa de Estudios le entrega a los estudiantes que son, a la vez, deportistas de alto rendimiento, es fundamental y así lo reconoció Francisca. “Que te den un respaldo, que te apoyen, que te ayuden es genial, porque te das cuenta que sabes dónde llegar. Yo tengo a mi escuela, que me ha apoyado full, tengo a la DAE, al Coordinador de Deportes. Siempre estamos en contacto por el mismo tema. Es satisfactorio que tu universidad te respalde”, afirmó.

Sin embargo, ese apoyo es mutuo, ya que Francisca también defiende los colores de la UST Santiago. “Juego y entreno por la universidad. Me gusta mucho, hay un buen grupo. Somos bien compañeras, entonces es rico ir a entrenar por la Santo Tomás y tengo grandes amigas. Es otro lazo que se va generando. Si bien soy seleccionada nacional, soy seleccionada UST. Hay que apoyar también, si la UST me apoya yo tengo que rendirle en los entrenamientos, en los partidos”, contó.

La familia

El estudio y los entrenamientos son importantes en el día a día de Francisca, pero también lo es, y más aún, su familia. “Siempre les doy las gracias por aguantarme”.

“Estar cansado, enojado porque un entrenamiento salió mal, o porque no entrené como yo quise, porque no salió un pase, por tener hambre y querer llegar luego a la casa. Entonces, gracias por todo, aguantarme, bancarme y estar en todos los procesos, tanto en los buenos como en los malos”, aseguró.

Asimismo, destacó que están felices con su nominación a la Selección Chilena, señalando que su mamá “está súper emocionada. Mis hermanos están muy motivados. Por ejemplo, ellos quieren jugar todo el rato conmigo a la pelota y yo no puedo y les digo que tengo que ir a entrenar o que me tengo que cuidar, y ellos me dicen: ´ah, sí hermana, está bien, te tienes que cuidar´. Entonces, también eso es una motivación para mí, darles ese ejemplo de hermana mayor”.

Orgullo

Para la estudiante de Terapia Ocupacional, ser seleccionada nacional “es un gran peso, porque lo quiero hacer bien. Estoy muy enfocada en es ir a buscar la copa, en sacar el mejor lugar y, obviamente, lucir en lo individual también. Me he estado preparando en todos los aspectos, tanto psicológico, físico como de alimentación, ya que estoy representado a mi país. Estoy representando a muchas niñas que quisieran estar en mi lugar, que quisieran tener esta posibilidad. Es un orgullo”.

Así de segura con sus objetivos está Francisca, pero no solo en un buen rendimiento deportivo en la Copa América, sino que también en lo académico. “Si te lo propones, puedes conseguir todo. Si te organizas, si eres constante, si eres disciplinado. Lo más importante es tener ganas. Si ya está en tu cabeza, lo puedes lograr. Da lo mismo si te caes mil veces, de lo más alto, no importa, te paras y vamos hacia adelante. Nadie nos apura, todo es un proceso. Hay que ser constante y no bajar los brazos”, finalizó.