Astrid Barahona, egresada T. Administración de RRHH

Yo doy fe de que nunca es tarde para estudiar

“Tengo 36 años y doy fe de que nunca es tarde para estudiar” enfatiza Astrid Barahona, la alumna de Técnico en Administración de Recursos Humanos que en marzo hará uso de la continuidad de estudios en Ingeniería en Administración de Recursos Humanos en el IP Santo Tomás.

Es madre de dos hijos, de 16 y 13 años, quienes hoy presumen orgullosos que su mamá está a pasos de terminar su primera carrera profesional.

“Esperé 16 años para estudiar y cuando lo hice tenía susto pero aquí estamos. Mis hijos muy orgullosos, tanto que me mandaron llamar del colegio; yo pensé que por algún condoro de los niños, pero era para felicitarme porque ellos le contaban a todos que su mamá estudia”.

Durante su paso por el CFT Santo Tomás Puente Alto, Astrid vivió grandes experiencias, siendo delegada de curso, miembro de la Escuela de Líderes y siendo nombrada Alumna Sello 2019.

“Fue un orgullo que me nombraran Alumna Sello; no lo esperaba, pero con esfuerzo y perseverancia se puede lograr todo”, cuenta.

Hoy Astrid está finalizando su práctica laboral en el Hospital de La Florida, donde ha puesto en práctica sus conocimientos y ha llevado a cabo procesos administrativos, notificaciones de calificaciones del sistema de evaluación de desempeño y cargas de feriados legales, entre otras funciones.

“Trabajar en el hospital ha sido una muy buena escuela, se pasan los días volando y he aprendido y reforzado muchas cosas”, enfatiza.

Continuidad de estudios

En marzo Astrid habrá finalizado su práctica laboral y dará cierre al proceso formativo de la carrera técnica, para luego dar paso a la continuidad de estudios en la carrera  Ingeniería en Administración de Recursos Humanos, en la sede San Joaquín.

“Quienes hacemos continuidad tomamos el programa TAV, con lo que se puede acortar el tiempo de práctica laboral y realizar el ramo de ética profesional, con el fin de cerrar el ciclo. En este momento yo ya tengo mi trabajo de título aprobado”, explica.

Con esto, Astrid se integrará al 5to semestre de la carrera, lo que considera “una excelente oportunidad”.

“Yo le recomendaría a los nuevos alumnos que con esfuerzo , perseverancia y ganas se puede hacer todo. Al principio se siente miedo, pero la institución es acogedora y te hacen perder el susto. Yo aquí desarrollé mi personalidad, mis aptitudes y vocación, dando fe que se puede”, enfatiza.