Ian, Constanza y María Loreto serán los estudiantes de Servicio Social que acompañarán a quienes forman parte de una nueva versión del proyecto Mentoring.

Desde el año 2018 que en Santo Tomás se desarrolla el proyecto Mentoring socioafecivo, con el objetivo de entregar acompañamiento y orientación a estudiantes de primer año de todas las carreras. Esto, a través de talleres prácticos y acompañamiento individual a cargo de estudiantes de Servicio Social que están realizando su práctica laboral.

En una reunión virtual, donde participaron autoridades tomasinas y los estudiantes “mentoreados”, se presentaron los mentores de este año 2021 en Santo Tomás Rancagua: Ian Benjamín Jiménez Osses, María Loreto Carrasco Pavez y Constanza Cecilia Aros Viedma.

En este contexto de pandemia, desde el año pasado el Mentoring se ha adaptado en una modalidad a distancia, ya que más que nunca los estudiantes necesitan redes de apoyo para facilitar su proceso formativo. “Nos encontramos conviviendo en un contexto mundial difícil donde no hay una comunicación directa y el camino logra verse aún más complicado. Es importante que como alumnos nos comprometamos, complementemos y trabajemos en equipo siempre en pro de nuestras metas, deseos y convicciones”, señaló María Loreto.

“Ingresar a la educación superior es y será un desafío tanto para nosotros como estudiantes, como para nuestros docentes, jefes de carrera y para la institución. El lograr sobrellevar esta experiencia requiere seguridad, actitud y confianza en uno mismo y en los demás, es ahí donde nuestro rol como mentores busca aportar desde nuestra experiencia y lograr ser un verdadero guía e impulsor de estas capacidades”, agregó.

Constanza también compartió sus expectativas como mentora: “Para mí, Mentoring es la oportunidad de demostrar la formación que me ha dado la institución durante estos 4 años. Estoy confiada en que será un proceso de mutuo aprendizaje, él poder compartir mis vivencias, acompañar y guiar durante todo un semestre a los estudiantes es un desafío que tomo con la mayor responsabilidad, porque sé que los nuevos procesos son difíciles y muchas veces abrumadores, más aún con nuestra nueva realidad”.

Ian recalca la importancia de la participación de los mechones en Mentoring: “Sin los estudiantes mentoreados no habría programa, ellos son el principal protagonista de esta etapa. Ellos cuentan con todo nuestro apoyo y nuestro equipo se va perfeccionando día a día para otorgar la mejor ayuda profesional y humana”.

Mentoring es una estrategia tomasina de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) con el apoyo del Área Ciencias Sociales, que tiene como como docente guía a Pía Miranda en la sede Rancagua.