Egresados TENS:

“Los campos clínicos son de gran influencia a la hora de elegir una carrera del área de la salud”

Omar Fuentes Jara (31) y Cristian Villegas Opazo (26) son egresados de la carrera de Técnico en Enfermería del Centro de Formación Técnica Santo Tomás sede Concepción y actualmente trabajan como paramédicos en el Servicio de Atención Médica de Urgencias (SAMU) del Hospital Regional de Concepción, uno de los más prestigiosos centros de salud de la ciudad.

Perseverantes y muy proactivos, estos jóvenes tomasinos han dedicado sus vidas a ejercer una labor muy importante en la región, servir y atender todo tipo de urgencias, desde accidentes de tránsito, atención a pacientes diabéticos o adultos mayores con patologías crónicas.

“Estoy muy orgulloso de la labor que ejerzo a diario porque no solo me corresponde estabilizar al paciente sino realizar las acciones que sean necesarias para salvar su vida, es una responsabilidad tremenda”, sostiene Omar Fuentes Jara, egresado TENS y estudiante de la carrera de Enfermería de la UST sede Concepción.

En tanto, Cristian Villegas, cuenta que inició sus estudios en la sede Concepción no solo por la envergadura de sus campos clínicos sino por el abanico de oportunidades de trabajo que se abrieron para los profesionales de la región. “Para mí ser TENS tiene mucho valor, más allá de la remuneración que pueda percibir me llena el espíritu poder servir y sentir las gracias de las personas a las que atiendo en el día a día”.

Omar Fuentes Jara, TENS y futuro enfermero UST

¿Qué te llevó a estudiar Técnico en Enfermería?

Principalmente los campos clínicos y la malla curricular, la posibilidad de hacer mis prácticas en este hospital han sido una de mis más grandes experiencias a nivel profesional. No todos los institutos o centros de formación técnica tienen la posibilidad de que sus estudiantes pasen por un sistema pre hospitalario de urgencias como el SAMU.

¿Qué significa para ti tu carrera?

Es una forma de ver la vida, porque esto te va formando y haciendo más humano. Significa también en gran parte como funcionarios del área de la salud muchos sacrificios porque hacemos turnos de noche y estar presente en fechas especiales en las que deberíamos estar en familia.

¿Qué habilidades desarrollaste durante tus años de estudios?

Aprendí muchísimo, en Santo Tomás me enseñaron a desarrollar todas las destrezas y competencias técnicas propias del TENS. Sin embargo, quiero gracias al sello de esta institución pude desarrollar mis habilidades blandas, me entregaron valores centrados en una atención empática y el compromiso con los pacientes.

¿Qué etapa consideras que fue la más complicada en tus años de estudio?

La primera práctica porque es la primera aproximación que tuve con un paciente, uno sabe lo que tiene que hacer, pero esa experiencia me generó cierto grado de ansiedad por querer hacer las cosas bien y no hacerle daño al paciente.

¿Cumplió tus expectativas el campo laboral?

Las superó incluso, poder hacer mi internado en este lugar me abrió las puertas a todo nivel profesional y personal.

 

A mis futuros colegas les diría que se apasionen por su profesión, tomar esta responsabilidad en sus manos de forma serena y tranquila con la convicción de saber que lo que están haciendo es por el bien de los pacientes. Uno está para ser un servidor y ayudar a la gente e ir con la empatía por delante.

Cristian Villegas, Instrumentista quirúrgico y TENS

¿Después de convertirte en instrumentista quirúrgico por qué quisiste estudiar TENS?

Necesitaba complementar mis estudios con algo más de valor, después de estudiar en Santiago me dieron muy buenas referencias de la carrera y de que había convenio con uno de los más grandes hospitales de Sudamérica. Así que las opciones de trabajo eran mucho más altas que otras instituciones.

¿Qué significa para ti poder desarrollarte como funcionario del área de la salud?

Además de sentirme muy satisfecho, siento que es una responsabilidad muy grande pero todo sacrificio es vale la pena. Uno como estudiante se proyecta a futuro en cualquier carrera, pero no sabe en realidad lo que es hasta que lo vive, para mí lo más importante es que te guste tu profesión, saber que puedo salvar vidas no tiene precio.

¿Qué fue lo que más te gustó de tu paso por Santo Tomás?

El apoyo que recibí de los docentes fue clave para mi desarrollo académico. Son profesionales preparados y atentos a guiar tus pasos hasta finalizar la carrera, y así como me apoyaban me exigían a dar siempre lo mejor en cada práctica, en cada experiencia y eso se valora grandemente.

¿Qué importancia tuvo para ti la experiencia práctica?

Muchísima, para mí los campos clínicos son de gran influencia a la hora de elegir una carrera del área de la salud y Santo Tomás sin duda cumple con todas esas expectativas. En mi caso las rotaciones me ayudaron mucho a poner en práctica todos los conocimientos que aprendía en clase y a desarrollar valores como la empatía, respeto y compromiso con el cuidado del paciente.