La expansión de la pandemia ha tenido graves consecuencias para distintas industrias en todos los mercados, siendo el turismo una de las más afectadas. Ante este escenario, la Dirección de Proyectos Internacionales junto al Área de Turismo y Gastronomía del IP-CFT Santo Tomás, organizaron un seminario internacional de turismo para analizar cuáles son las estrategias para recuperar a la industria en distintos escenarios internacionales post covid-19.

Ante una audiencia virtual de más de 360 espectadores, el martes 16 de junio se dio inicio al seminario en el que expusieron representantes de 4 países diferentes: Desde Perú, Renzo Menchola, profesor de Turismo Instituto del Sur; Desde México, María del Carmen Rojas, maestra de Turismo, Universidad Tecnológica de Cancún; Desde Marruecos, Adnane Afquir, director Instituto Superior de Turismo Tánger y por último el representante de nuestro país, Roberto Farías, director de Carreras Turismo del Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica Santo Tomás.

Tras las palabras de bienvenida del director de Proyectos Internacionales, Roberto Lafontaine, en donde destacó y agradeció el trabajo colaborativo y disposición de las instituciones participantes, Felipe Yañez, Director Nacional Área Turismo y Gastronomía de Santo Tomás, además, moderador del seminario, inició la conversación señalando que “sabemos que la industria turística pasa por momentos muy complejos y las IES hemos tenido que adecuarnos y adaptarnos para poder apoyar de manera más efectiva al sector. Lo cual nos demuestra que tanto la industria como la educación deben trabajar unidas para volver a ser el motor importante de la economía y la empleabilidad”.

En el caso del turismo México, María del Carmen Rojas, manifestó que es la principal fuente de empleo, sobre todo para jóvenes y mujeres, aportando el 10% del PIB, con ingresos anuales de casi 25 mil millones de dólares. Sin embargo, con la crisis por Covid-19, las cancelaciones de vuelos a México han aumentado lo mismo que el nivel de turistas, sobre todo en el área de Quintana Roo, sector turístico planeado y desarrollado en 1970, donde se ubica Cancún y que en 2019 registró más de 10 millones de visitas internacionales.

Por otro lado, enfatizó que una estrategia importante para enfrentar esta crisis es que es un momento de oportunidad y de trabajar en conjunto, en equipo, unión de empresas, gobierno y sociedad para salir adelante. El éxito es colectivo”.

En cuanto a la situación del turismo en Marruecos, Hiri Abdelhak manifestó que es uno de los principales motores del crecimiento económico y social, así como uno de los sectores que más crecimiento ha experimentado en los últimos años. Es más, en 2019 el turismo contribuyó a la contribución de riqueza y disminución del desempleo.

Ante el complejo escenario de pandemia, Marruecos adoptó iniciativas y medidas preventivas a partir del 15 de marzo, suspendiendo todos los vuelos internacionales dejando sólo los estrictamente necesarios para repatriar a los turistas a sus países de origen. Prohibieron el transporte urbano de pasajeros, cerraron los centros educativos, ferrocarriles, cierre de fronteras y regularizaron las salidas de las personas a través de salvoconductos. Con estas medidas, Marruecos se situó a la vanguardia mundial y a la cabeza de los países que mayores medidas de confinamiento adoptó para hacer frente a la pandemia.

En cuanto al turismo, comentó que “todas las actividades han sido paralizadas y la Confederación Nacional del Turismo recientemente publicó un documento en el que afirmaban que el sector podría sufrir una disminución de hasta un 39% en el número de turistas, acompañado de pérdida de miles de millones de dirhams. Además, consideran que esta crisis sin precedentes impactará al turismo local en, al menos, un periodo de 12 meses”.

Por otro lado, y en un caso latinoamericano más cercano como Perú, Renzo Menchola, comentó que al igual que en los otros países expositores, el turismo también ha sido una de las principales fuentes de ingreso. La apuesta del turismo a nivel país se centra a nivel corporativo (de negocios) y de descanso.

En contexto de pandemia, Renzo afirmó que “el turismo local se ha visto afectado por las proyecciones económicas negativas, no sólo a nivel local, también regional. Los hoteles han sido los más afectados, la gran mayoría de personal se han acogido a la suspensión de labores. Es por eso que la Organización Mundial del Turismo nos invita a pensar en las personas, que harán viajes mucho más conscientes y responsables, solidarios”.

Además, agregó que “en nuestro país, en la reactivación económica, el turismo está en la fase 4 y esta fase tiene un sentido y razón de ser para entrar en vigencia durante la primera quincena de agosto, dada la limitación de vuelos a pesar de la apertura de nuestras fronteras. Por otro lado, las personas tienen miedo y desconfianza, eso los hace más reacias a interactuar. Hay que ganar esa confianza y estar preparados en cada uno de los elementos que conformarán el nuevo servicio para los turistas”, enfatizó.

En cuanto al escenario en Chile, Roberto Farías, director de Carreras Turismo de Santo Tomás, afirmó que el turismo en nuestro país ha ido en ascenso desde 2008, siendo los mejores años entre 2015 y 2017.

Sobre el impacto de la pandemia en el turismo local, Roberto Farías reveló las cifras comparativas del periodo enero-abril de los años 2019 y 2020, respectivamente. “Estas cifras evidencian una variación de -43% para este año. La caída del turismo en abril de un 99,8%. Respecto al tráfico aéreo, se produce una caída de -98,7% en abril, respecto a las llegadas internacionales según las cifras de la Junta de Aeronáutica Civil”.

En este escenario, el director de las Carreras de Turismo señaló que “el diagnóstico y el impacto está claro. En virtud de esto, al igual que el resto de los países, hemos buscado soluciones que vienen desde el estado donde existen diferentes protocolos emanados de diversas entidades, tres de ellos dirigidos a la industria del turismo, restaurantes y hotelería”.

Además, indicó que respecto a las estrategias las puede desglosar en tres grupos:

  1. Establecimientos de protocolos oficiales, que emanan del Sernatur
  2. Medidas de reactivación económica
  3. Reconversión de hoteles como residencias sanitarias

Ante la duda de qué hace la educación técnica profesional ante este escenario, Roberto Farías comentó que “por el momento y dada la contingencia, se han debido virtualizar los procesos de enseñanza y aprendizaje, dentro de los marcos permitidos. Preparar a los estudiantes de manera real y empírica. Además de avanzar hacia el logro del proyecto educativo de Santo Tomás basados en competencias”.

Por último, todos los países expositores coincidieron que, ante una eventual reactivación del turismo, sin importar el lugar, es fundamental mantener protocolos de higiene para evitar un contagio o rebrote del virus.