Juan Carlos Lamas

“Estudiando Diseño he podido reforzar mi habilidad interna y pasión por la fotografía”

El joven estudiante del Instituto Profesional Santo Tomás de La Serena obtuvo recientemente el segundo lugar en un concurso comunal de fotografía; hecho que vino a reafirmar sus convicciones y ansias de aprendizaje.

En plenas vacaciones de invierno, Juan Carlos Lamas no estaba descansando en su casa. Durante varias semanas pedaleó en su bicicleta y recorrió diversos lugares de La Serena. Buscaba algo, no a alguien. Y no era un algo en sencillo. Menos algo que se podía comprar. Su búsqueda obedecía a algo inasible. Algo incorpóreo y fugaz. Necesitaba estar atento y concentrarse en encuadrar y disparar a los rincones e instantes que el común de la gente ignora.

Fue así como este estudiante de segundo año de Diseño Gráfico del Instituto Profesional Santo Tomás de La Serena, capturó diversos ángulos y momentos de la ciudad capital de la región. Sus amigos le habían contado del concurso #LaSerenaesmiCiudad, y su Jefa de Carrera le facilitó algunos lentes para lo que necesitaba. Quería mejorar sus capturas, y sus tres semanas de trabajo dieron frutos: obtuvo el segundo lugar en este certamen, organizado por la Ilustre Municipalidad de La Serena y la agencia “Diseño Desarrollo Gestión”.

“Descarté fotos de iglesias por lo repetitivo, sin embargo, puse a la Catedral como fondo buscando destacar las estatuas que están en la plaza de armas y sus árboles. Quise mezclar el arte y diseño humano, el diseño histórico y la naturaleza”, cuenta Juan Carlos, además de explicar el orgullo que lo embarga por haber obtenido este logro, “el más importante que he conseguido en fotografía, pues antes me había ido mal en concursos internos de la carrera y desde ahí me propuse mejorar”.

Trabajar y perseverar

Precisamente, su perseverancia por aprender más sobre lo que le apasiona, y que comparte periódicamente en su instagram @jc_lamas, lo ha llevado a abrazar el diseño como una disciplina que ha contribuido a hacer crecer su talento.

“La fotografía comenzó para mí desde que salió el primer celular con cámara. De ahí empecé a practicar y me preocupaba del encuadre y de que el fondo fuera bonito y preciso. Seguí practicando hasta que entré a Diseño, donde cambió mi pensamiento sobre la importancia de una buena cámara”.

¿Qué es para ti la fotografía?

Es enmarcar y guardar todos aquellos momentos que pasan en un segundo y que uno puede convertirlos en permanentes. Y también es mostrar las emociones y sentimientos que se llevan dentro, porque al enfocar una imagen que para los demás es algo simple, uno debe fijarse en ese pequeño detalle o ángulo, que puede representar otra cosa, sobre todo en la fotografía en blanco y negro que es la que más me gusta.

¿Y cómo llegaste a la fotografía?

La fotografía comenzó para mí desde que salió el primer celular con cámara. De ahí empecé a practicar y me preocupaba del encuadre y de que el fondo fuera bonito y preciso. Seguí practicando hasta que entré a Diseño, donde cambió mi pensamiento sobre la importancia de una buena cámara. Pensaba que daba lo mismo, pero acá aprendí con el profesor Rodrigo Carmona la gran diferencia que hace una buena cámara. Así es que con mi primer sueldo me compré una y me empecé a dedicar de lleno a esto, dejando de lado otras pasiones como el dibujo y el deporte.

¿Entonces la carrera te hizo afianzar tus habilidades?

Claro, de hecho, me cambié de carrera por la fotografía. Un amigo empezó a aconsejarme al ver mis intereses, entonces supe de algunos ramos que me interesaron y me cambié. Obviamente el que más me interesó fue fotografía, y gracias a la carrera he podido reforzar esa habilidad interna que uno lleva dentro, porque era bueno para el dibujo y tenía una mirada distinta sobre algunos detalles que no todas las personas ven, elementos que en la carrera he podido mejorar y reforzar en paralelo al talento de mis compañeros, que me entusiasman a seguir practicando y mejorando.

En primer plano, estatua. Al fondo, catedral de La Serena.