Más de 150 estudiantes participaron en Trabajos Voluntarios de Verano en Monte Patria y Pinto

Luego de dos años en que esta iniciativa no se pudo concretar debido a la pandemia por Covid-19, la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) llevó a cabo una nueva versión presencial de esta actividad en las localidades de Pinto y Monte Patria, que va en directo beneficio de comunidades vulnerables de nuestro país.

Recubrimiento de viviendas, recuperación de espacios públicos, operativos, construcción de cobertizos y de estructuras de baños, fueron algunas de las líneas de acción llevadas a cabo por 75 estudiantes en la comuna de Monte Patria en la región de Coquimbo, y 80 tomasinos en Pinto en la región del Ñuble. La iniciativa fue organizada por la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE), en conjunto con las sedes La Serena y Ovalle, en la zona norte, y con las sedes de Chillán y Concepción, en la zona sur.

Da una gran satisfacción ver la alegría y entusiasmo de todos nuestros estudiantes y del equipo de Santo Tomás, que se ha jugado por sacar adelante esta actividad con una entrega fantástica. También destaco a las comunidades que han recibido a nuestros estudiantes con un cariño y un acogimiento muy valioso. Estas actividades son fundamentales en nuestra propuesta formativa”, comentó Juan Pablo Guzmán, Rector Nacional del IP-CFT Santo Tomás, quien visitó a los estudiantes y vecinos del sector de Monte Patria durante la segunda jornada de trabajos, junto a otras autoridades nacionales y regionales de la Institución.

Por su parte, la Vicerrectora de Estudiantes y Vinculación con el Medio, Patricia Noda, viajó hasta la región del Ñuble para acompañar a los estudiantes y conocer el testimonio de los habitantes de la localidad junto a autoridades nacionales y regionales, señalando que “Santo Tomás cuenta con un sello social que se evidencia en los trabajos voluntarios que se han desarrollado a lo largo de los años. Nuestros valores tienen que ver con el respeto, inclusión y solidaridad, y se plasman muy patentemente en nuestros estudiantes cuando nos acercamos a la comuna de Pinto para entregar nuestro servicio a las familias y vecinos”.

En tanto Macarena Orellana, Directora Nacional de Asuntos Estudiantiles de Santo Tomás subrayó que “mediante estas actividades buscamos ayudar a la comunidad, evidenciando el sello de nuestra institución y, también, que los alumnos entreguen y se lleven el reconocimiento de los vecinos. Además, estas iniciativas permiten desarrollar ciertas habilidades blandas que no se logran desenvolver en ninguna otra instancia.”

La experiencia de nuestros alumnos

El interés por ayudar a la comunidad, especialmente a quienes se encuentran en situación de extrema precariedad, fue uno de los motivos que llevó al grupo de tomasinos a viajar a esta zona durante sus vacaciones. “Lamentablemente, muchas veces no nos damos cuenta de la realidad que existe en regiones y sobre todo en pueblos tan inhóspitos, con una sequía muy fuerte. Ahora estamos viendo la posibilidad de mejorar un baño de una persona que tiene discapacidad y una movilidad reducida”, comentó Zrinka Venegas, estudiante de Técnico en Enfermería mención en Terapias Complementarias de la sede Puente Alto.

Similar opinión mantuvo Fabiola Bustamante, estudiante de Servicio Social de la sede Arica, quien se destacó por su gran motivación. “Tengo 50 años y me siento de 25. Claramente ser parte del voluntariado te enseña mucho, ya que desarrollas y potencias esa parte altruista. Te ayuda a poder trabajar en equipo, motivar y llenar de esperanza a los demás en estos tiempos de desaliento”.

Por su parte, Elena Gutiérrez, estudiante de Enfermería de UST Concepción mencionó que esta experiencia le permitió conocer muchas realidades, y como futura profesional de la salud logró visualizar cómo es realmente la comunidad, las necesidades y problemas que presentan. “Nosotros estamos acá para hacer cosas por las personas, para decirles que no están solos. Queremos aportar nuestro granito de arena en la sociedad” recalcó Elena.

Cada voluntariado es una experiencia diferente” señaló Mario González, estudiante de Trabajo Social de UST Los Ángeles, quien menciona que estas actividades permiten tener un pensamiento más crítico de la sociedad actual, no solo desde un punto de vista teórico, sino desde lo práctico y de lo que viven miles de personas hoy en día.

Apoyo a la comunidad

Quienes viven en ambas comunidades destacaron su gratitud hacia los estudiantes. “Ha sido una alegría tremenda conocerlos, agradezco todo lo que han hecho. Mi casa cambió, doy gracias a ellos por todo lo lindo que hay. Les deseo que sigan en la misma senda, que nunca se cansen de ayudar”, comentó Jaime Contreras, de la localidad Hacienda Valdivia.

En tanto, Nora Muñoz, otra de las beneficiarias de los Trabajos Voluntarios, destacó el apoyo entregado por parte de los jóvenes. “Me están arreglando una pieza y estoy muy contenta, nunca pensé que mi sueño se iba a cumplir y soy la mujer más feliz. He tratado de darles lo más que puedo a ellos, porque vienen de tan lejos a prestar una ayuda a todos nosotros”, asegura.

Feria de Servicios 

Durante la jornada del jueves 6 de enero, se llevó a cabo una Feria de Servicios que abordó distintas necesidades levantadas en las comunidades y en donde participaron estudiantes y docentes de las sedes organizadoras de ambas macrozonas. La instancia contó con diversos stands de las carreras de Salud, Gastronomía, Preparador Físico, junto con las Áreas de Administración, Informática, Recursos Naturales, Ciencias Sociales y Educación, entre otros.