Con más de 10 años de experiencias brindando formación en esta jornada, la casa de estudios penquista cuenta con 19 carreras y más de 1.500 estudiantes en jornada vespertina, quienes reciben a diario todos los servicios de la institución, que les permiten compatibilizar estudios, trabajo y familia.

Trabajar de día y estudiar de noche es una decisión que muchos jóvenes toman. Para costear su carrera, adquirir experiencia laboral paralela o porque desean perfeccionarse y avanzar académicamente, son algunos de los motivos que señalan al optar por esta modalidad, que cada vez gana más adeptos.

Según datos del Mineduc, en 2019 la matrícula de primer año de pregrado en jornada vespertina representa el 25.1% del total y la diurna un 68,5%.  La educación a distancia representa un 5,2% y el resto (1,3%) jornadas semipresenciales u otras. A partir del año 2010 estudiar tras la jornada laboral ha ido en aumento y la experiencia de una década en esta modalidad ha llevado a las casas de estudios a potenciar la enseñanza en horario vespertino, brindando a los estudiantes no solo calidad académica sino también otros servicios necesarios para la formación integral de los profesionales y técnicos.

Santo Tomás Concepción se caracteriza por tener una activa vida estudiantil vespertina, debido a la gran cantidad de carreras con esta modalidad presentes en sus tres instituciones. En las carreras vespertinas, los estudiantes tienen clases desde las 18.30 horas y hasta las 23.00 horas, pudiendo compatibilizar sus estudios con el trabajo o responsabilidades familiares. Biblioteca, casino, salas de estudios, el centro de aprendizaje, servicios de Asuntos Estudiantiles, entre otros, dan vida a la sede también en horario extendido.

Carreras vespertinas

Ingeniería Civil Industrial es una de las carreras nuevas en Santo Tomás Concepción y que considera jornada vespertina.

En total, esta casa de estudios dicta 19 carreras vespertinas de diversas áreas académicas, presentes en el Centro de Formación Técnica (CFTST) e Instituto Profesional (IPST) de Santo Tomás Concepción. Se suman tres programas de continuidad de estudios pertenecientes a la Universidad Santo Tomás (UST), que son el Programa de Licenciatura de Trabajo Social, el programa de continuidad de estudios de Licenciatura en Educación y el Programa de Continuidad de Estudios de Ingeniería Civil Industrial que en sólo 2 años y medio permite adquirir un grado académico superior de alta demanda laboral que posibilita al egresado crecer profesionalmente y mejorar su nivel de ingreso.

Según indica Juan Eduardo Matamala, director académico de IP-CFT Santo Tomás, instituciones que concentran la mayor cantidad de estudiantes vespertinos, la modalidad implica un apoyo académico y de gestión personalizados y una sede con todos los servicios disponibles durante esos horarios. “Este es un compromiso de entregar formación pertinente y flexible que compatibilice estudio, trabajo y familia, con una experiencia de más de 10 años impartiendo carreras en esta jornada”, destacó la autoridad académica.

Leonardo Ulloa, estudiante de segundo año en la carrera de Técnico en Diseño de Videojuegos, fue uno de los 1561 estudiantes que escogió la modalidad vespertina en Santo Tomás Concepción. “Decidí estudiar en horario vespertino para poder trabajar y para aprovechar más el día con otras actividades”, explicó el estudiante, quien además detalló que Santo Tomás sigue en funcionamiento en toda la jornada. “Se realizan diversas actividades a las que podemos asistir y están disponibles todos los servicios, como el casino, centro de aprendizaje, los espacios para descansar y salas de computación”, sostuvo.

En detalle, Santo Tomás Concepción cuenta con 635 estudiantes vespertinos en el CFT, 884 en IP y 42 en UST. En total, representan el 30% de los estudiantes de Santo Tomás Concepción.