La actividad, en la cual también fueron parte los CFT de Los Ángeles y Osorno, tenía como principal objetivo identificar el crisol cultural regional de cada una de las zonas de estudio.

El mundo de la gastronomía es tan amplio que se ha robado la mirada de todos, y es que sus platos y preparaciones contundentes y perfectas con diversos productos y especias, dejan entrever la riqueza de cada una de las zonas.

Precisamente el rescatar las raíces ancestrales de las regiones de La Araucanía, Biobío y Los Lagos, fue el objetivo de “Gastronomía Regional Zona Sur”, proyecto gastronómico que se llevó a cabo y en el cual participaron los Centros de Formación Técnica Santo Tomás de las ciudades de Temuco, Los Ángeles y Osorno, apuntando en una línea de acción de aprendizaje y servicio que estuvo orientado a docentes de liceos de enseñanza media técnico profesional, y en el cual participaron los estudiantes pertenecientes al cuarto semestre académico de la carrera Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena.

En la instancia los alumnos, con el apoyo de sus docentes, llevaron a la práctica platillos en tres tiempos, entrada, fondo y postre, posterior a la realización de una investigación en la cual pudieron identificar productos que resultaron característicos e identitarios de las zonas en estudio.

Temuco

La región de La Araucanía por su parte se caracteriza por sus nobles y abundantes materias primas. Sabores únicos que mezclan historia e identidad regional y que a pesar del tiempo no dejan de sorprender.

El digüeñe, la nalca, el trigo mote y los piñones son algunos de los productos que fueron seleccionados para ser parte de este proyecto.

Para María Bernardita Garrido, directora de la carrera Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena del CFT Santo Tomás Temuco, resulta importante destacar la creación de espacios colaborativos donde los alumnos y docentes puedan interactuar.

Existen líneas de acción que se debemos llevar a cabo, es por ello que como Centro de Formación Técnica Santo Tomás y como área, generar este tipo de espacios colaborativos nos resulta fundamental. Es una instancia donde se crea un ambiente de intercambio de conocimientos y experiencias y es eso uno de los grandes beneficios” señaló.

Identidad

Y así fue para Deyanira Soto Caicompai, estudiante de cuarto semestre de Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena del CFTST Temuco quien indicó: “nosotros nos basamos y nos aferramos a la cultura del pueblo mapuche, en mi caso utilicé el maqui, fruto que para el pueblo originario es sagrado y muchas veces nosotros no lo reconocemos ni lo destacamos como propio. Son estas instancias las que nos dan pie para poder aportar, dar valor y que se reconozca lo que tenemos”.

Por su parte el docente de gastronomía del CFTST Temuco, Roberto Herrera, hizo referencia a la atractiva manera de reunir alumnos y docentes en tiempos de emergencia sanitaria.

Me pareció una actividad interesante donde la institución pudo enfocar, bajo una condición de pandemia, a estudiantes y docentes de muy buena manera. Nuestros alumnos fueron muy participativos y se involucraron en este proyecto que me parece es lo más importante. De igual manera me parece interesante que podamos enfocar nuestras materias primas y sacar a la luz a nuestra región, ya que nos ha costado tener una identidad propia” destacó el profesional.