En cuatro módulos  las mujeres conocerán diversas estrategias, técnicas y herramientas que les permitirán insertar en el mercado sus productos y servicios.

Múltiples son las ideas que mujeres de la  comuna de Ovalle han decidido desarrollar como un negocio, desde la gastronomía, la artesanía, servicios de bienestar, hasta la orfebrería con sentido. Todas ellas con mucho esfuerzo han dado los primeros pasos para generar una actividad económica, pero a veces por falta de dinero o tiempo no han podido acceder a capacitaciones para potenciar sus emprendimientos.

Es por esto que en una iniciativa conjunta, entre el mundo académico y el municipio local,  cerca de 50 emprendedoras asistirán a una capacitación de 16 horas, denominada “Técnicas para la creación de valor de una PYME”, en la que conocerán diversas estrategias, técnicas y herramientas que les permitirán mejorar la inserción en el mercado de sus productos y servicios.

Durante la capacitación, docentes de la carrera Técnico en Administración del IP-CFT Santo Tomás, sede Ovalle, realizarán cuatro módulos, los que abordarán conocimientos como  técnicas efectivas de ventas, Power Pitch, marketing digital, y comercialización de productos nuevos en el retail.

Apoyo a la comunidad

Desde la institución académica aseguraron que estas capacitaciones obedecen a la vocación por la educación, pero sobre todo, a contribuir con el desarrollo de la comunidad en la que se encuentran insertos.

En este sentido, Sebastián Rojas, Director de Carreras área Administración de Santo Tomás, señaló que “esta es una actividad  que apunta a reforzar el vínculo que tenemos con la comunidad, es una actividad de asistencia técnica. Apuntamos a tener una triada virtuosa entre comunidad, municipio o gobierno local y nosotros como una corporación de educación superior”.

En tanto, el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería se refirió a la iniciativa diciendo que “nosotros como municipalidad siempre apoyaremos a las personas que deciden iniciar un emprendimiento o buscan potenciar su actual actividad. Creo que este tipo de instancias impulsadas por el Instituto Santo Tomás son muy importantes para darle nuevas herramientas de trabajo a nuestros emprendedores y de esta forma mejorar y aumentar su productividad y ventas”.

Conocimientos necesarios

Tanto las emprendedoras participantes en el curso como los relatores, concordaron en que sus contenidos son los conocimientos necesarios para hacer crecer un emprendimiento.

La ingeniera comercial y docente Lorena Araya, encargada del primer módulo del curso, comentó que la idea es que las participantes vayan “desarrollando la sicología del marketing y del neuro marketing”, porque  “están tan insertas en sus emprendimientos, que les cuesta identificar quienes son sus clientes, ver un poco más allá, que son empresarias, que deben formalizarse y crecer”.

En esta misma línea, Aracelly Rojas Araya, fundadora de la empresa “Vive Friska”, dedicada a ofrecer diversos productos alimentarios vegetarianos y veganos, señaló que:

“Estas son las herramientas que necesitamos, teníamos el equipo, pero muchas veces el conocimiento no está y gracias a esto podemos seguir con nuestro micro emprendimiento y con las ganas de llegar a muchas más personas”.

Con respecto a su emprendimiento, Aracelly Rojas dijo que “queremos sacar el estigma de que la comida sana y saludable es cara y no tiene mucho sabor y es para dieta. En Friska eso no es así, tenemos muchos dulces en su versión saludable, sin colesterol, sin leche, todo vegano. Lo hacemos por salud y por la salud del planeta”.

Otra de las participantes, María José Canihuante, quien tiene la  joyería “Punto Rústico”, afirmó que esta capacitación “ha sido muy buena, esto nos sirve para saber cómo direccionar nuestro negocio y sacarle mayor provecho. Siempre encontramos algo nuevo, el poder relacionarnos con otras emprendedoras hace que tengamos nuevas ideas para implementarlas”.

En este aspecto, lo que diferencia su joyería de las demás, es que hacen joyas con sentido, ya que según comenta, “encapsulamos cualquier cosa que quiera el cliente, un objeto importante que quiera volver una joya, como los cordones umbilicales de los bebés, o los dientecitos”.

Mujeres emprendedoras

En los últimos años el emprendimiento femenino en nuestro país ha tenido un importante incremento. Según datos entregados por el reporte Global Entrepreneurship Monitor (GEM), Mujeres y actividad emprendedora en Chile,  este aumentó de un 10% a un 48% en 2016-2017.

Es por esto, que según lo señala Rocío García Galleguillos, jefa de carrera de Técnico en Administración diurno, optaron por capacitar a mujeres emprendedoras de la comuna, porque asegura que, desde su experiencia, para ellas “el fracasar una vez no las derrumba, si no les resulta el emprendimiento lo vuelven a intentar, con la misma idea, o con otra, pero no se quedan atrás”.

Por último, Sebastián Rojas, director de Carreras área Administración, afirmó que:

“Apuntamos a las mujeres, porque muchas veces son jefas de hogar, además ellas van o están generando empleo. Para nosotros, una manera de aportar a la comunidad en la que generamos nuestra tarea, es entregar herramientas útiles que permitan seguir dinamizando su trabajo y generando empleo”.

 

Las mujeres participantes en el curso realizaron dinámicas de grupo y expusieron el resultado de su trabajo en equipo.