Durante una jornada las y los jóvenes experimentaron la educación superior y pudieron resolver dudas acerca de financiamiento y beneficios para continuar sus estudios.

Alumnos de cuarto año medio de cuatro establecimientos de la comuna de Ovalle llegaron hasta el IP-CFT Santo Tomás para  participar de “Tomasino por un día” y conocer sus carreras, la infraestructura del establecimiento educacional, a docentes y estudiantes, además de informarse sobre becas,  beneficios y formas de financiamiento para cursar la educación superior.

Más de 150 estudiantes provenientes del Colegio Dalmacia, Colegio San Juan Bautista, Colegio Santa Teresa, Liceo Estela Avila Molina y del CEIA Limarí fueron recibidos por los jefes de carrera y sus alumnos, quienes realizaron diversos talleres y charlas para resolver las dudas con respecto a la duración de las carreras, mallas curriculares, centros de práctica e inserción laboral.

Mauricio Díaz, Director de Admisión y Comunicaciones de la sede ovallina, señaló que la actividad “Tomasino por un día”,  “tiene como principal objetivo que las personas conozcan nuestra sede e infraestructura pero además reciban información de parte de un académico y estudiantes respecto a la carrera que le interesa”, aseguró.

Talleres impartidos

Durante la jornada las carreras utilizaron los talleres, laboratorios, hall, y patios internos para realizar una muestra o taller que permitió mostrar brevemente y de manera entretenida a los visitantes parte de lo que hacen durante el año académico.

De este modo los estudiantes de cuarto medio pudieron asistir a talleres como “Ayudando a vivir” de Técnico en Enfermería, “Fomento al emprendimiento” de Contabilidad General,   “Administremos nuestro futuro” de Técnico en Administración, “Conociendo a mi Familia” de Técnico en Trabajo Social, “Ponte en mi Lugar” de Técnico en Educación Especial, “Gastronomía del Limarí” de Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena, “Los límites los pones Tú” de Topografía, Taller de Robótica de Analista Programador, “Construyendo tu futuro” de Técnico en Construcción y “Buenas Prácticas” de Técnico Agrícola.

Ampliando las vocaciones

Los jóvenes participaron de forma entusiasta en cada una de las actividades, las que les permitieron reforzar su decisión por una carrera o les permitieron ampliar sus opciones vocacionales.

Así lo señaló Javiera Araya, estudiante cuarto medio del Liceo Estela Ávila Molina, quien dijo que participar de  “Tomasino por un día”, “fue bastante bueno porque no conocía todas las carreras y con una que conocí me motivó harto, Técnico en Educación Especial, ya que puedo prestar ayuda a niños y personas que la necesitan”.

En tanto, Alexandra Soria, estudiante del CEIA Limarí, aseguró que ya tiene clara su opción y que gracias a esta iniciativa reafirmó su vocación. “Nos han enseñado bien, nos han mostrado las cosas, me gustó seguir explorando y conociendo más lugares de Santo Tomás. Me interesa Gastronomía porque mi tío y mi mamá están en la cocina y eso es lo que me gusta a mí”, afirmó.

Para Luis Carvajal estudiante de cuarto año medio del colegio Dalmacia, con esta visita pudo considerar la opción de una carrera técnica si es que no logra ingresar a la universidad.  El joven dijo que le “pareció entretenido, formativo y novedoso ya que nunca había venido a Santo Tomás, así tenemos más opciones. Quiero estudiar enfermería, pero nunca está demás tener la opción del técnico”.

Los estudiantes estuvieron acompañados por las y los orientadores de sus establecimientos educacionales quienes también valoraron positivamente esta iniciativa.

Analía Vega Campusano, orientadora del colegio Dalmacia, señaló al respecto que:

“Santo Tomás representa la mejor oferta a nivel local, si bien cuando ellos estudian el foco está puesto en las universidades tradicionales, cuando los resultados no son lo que esperaban, siempre a nivel local Santo Tomás es la mejor opción, por las carreras, porque está acreditada y por los beneficios que les otorga”.

A esto la profesional agregó que si bien “las carreras que ellos quieren no necesariamente están acá, sin embargo participaron de carreras que se pueden asimilar y también formaron parte de otros talleres, para ampliar las opciones vocacionales que pudiesen tener”.

Por su parte, Carla Stevens, orientadora del Colegio San Juan Bautista dijo que “los niños, a través de estas visitas, pueden aclarar sus dudas, proyectar su vocación y además tienen la instancia para poder conocer los aranceles, los beneficios a los que pueden acceder. Ellos están muy contentos y motivados, han podido hacer las preguntas a los especialistas y eso les genera mayor seguridad en la toma de decisiones”.