Rodrigo Pulgar, de la Carrera de Medicina Veterinaria de la UST Santiago, brindó algunos consejos a tener en cuenta.

Los fuegos artificiales y las comidas generan consecuencias en las mascotas durante las celebraciones de fiestas de fin de año. Ante este escenario, el Médico Veterinario Rodrigo Pulgar, Académico de la Carrera de Medicina Veterinaria de la Universidad Santo Tomás Santiago, entregó algunas recomendaciones a tener en cuenta para navidad y año nuevo.

Según destacó el Profesor Pulgar, “las precauciones que se debe tener con nuestras mascotas en año nuevo pueden clasificarse en dos áreas: Los fuegos artificiales y las indiscreciones alimentarias”.

“Con respecto a los fuegos artificiales, el dueño debe reconocer señales de estrés como palpitaciones, taquicardia y jadeos, salivación, náuseas, aullidos y maullidos exagerados; destrucción de puertas o muebles, necesidad de escapar, miedo o agresividad”, afirmó.

Ante estas señales, sostuvo que “lo ideal es no dejarlos solos, pero la forma más fácil es dejar a la mascota en el lugar que más les agrade de la casa o, también, en el más aislado de los ruidos, siempre que esto no le genere ansiedad. Sin embargo, no se trata de dejarla ´encerrada´, ya que debería quedarse el tutor con ella, sobre todo en los momentos donde se produzca este ruido, con el objetivo de calmarlos”.

“Además, es necesario verificar que las posibles vías de escape estén cerradas, como son puertas y ventanas. A los gatos se les puede proporcionar un ´refugio´, como una gatera o caja de cartón, donde puedan esconderse. El uso de sus juguetes favoritos puede ser de ayuda en esta situación”, añadió.

Asimismo, el Médico Veterinario de UST Santiago aseguró que “una alternativa es el método Tellington Ttouch, que tiene el objetivo de provocar relajación en una mascota. Básicamente, consiste en aplicar un vendaje que simula un abrazo. Existen tutoriales en la web de cómo hacerlo”.

“También es posible preparar a su mascota con ruidos similares a niveles menores de intensidad (fácilmente accesibles en la web), en los días previos, aunque dependerá de cada mascota si los tolera o no”, agregó Rodrigo Pulgar.

Sin armbargo, advirtió que “no es recomendable el uso de tranquilizantes, a menos que sea indicado y supervisado por un Médico Veterinario, quien debe revisar a su mascota para cerciorarse de que tenga una adecuada función cardiovascular y respiratoria. Esto, porque la sensación de miedo aún estará presente”.

La comida

El Profesor de la Carrera de Medicina Veterinaria señaló que “es importante recordar que perros y gatos deben recibir una alimentación destinada a su especie y estado fisiológico (cachorro, adulto, senior, entre otros) y debemos evitar darles nuestra comida, ya que se generarán trastornos gastrointestinales”.

Ante este escenario de fiestas de fin de año, recomendó “el uso de galletas o snacks especialmente formulados para la mascota. Pueden ser de gran ayuda para evitar que pidan comida y disminuir el estrés de estas fiestas”.