académico entrega sus impresiones sobre esta nueva modalidad

Nicolás Pérez: “La educación es un área en constante evolución y como profesores debemos ir evolucionando”

La imposibilidad de asistir presencialmente a clases provocó que estas se impartan de la modalidad que hoy en día todo el sistema educativo de nuestro país utiliza con el fin de avanzar y cumplir los tiempos que están dispuestos dentro de cada calendario académico.

Para los docentes, impartir clases desde una plataforma virtual se transformó en un gran desafío que día a día deben afrontar y lidiar para poder adaptarse al contexto actual que creó esta crisis sanitaria que afecta a todo el planeta.

Para el jefe de carrera de Pedagogía en Inglés de UST, Nicolás Pérez, esta situación ha sido un “desafío desde diferentes ámbitos. Sin embargo, desde mi perspectiva docente, ha significado un paso importante en términos de innovación y revisión de mis prácticas metodológicas para adaptarme de mejor manera a lo que pasa hoy en día. La situación actual me ha exigido desarrollar nuevas competencias en términos de uso de herramientas tecnológicas y un redescubrir en la forma de cómo vamos diseñando actividades que permitan a los estudiantes, alcanzar los objetivos de aprendizajes”.

A su vez, Pérez, agregó que no hay que tenerle miedo a esta nueva forma de hacer docencia. “La educación es un área en constante evolución y como profesores debemos ir evolucionando de la mano con los nuevos desafíos que la sociedad nos plantea. Comprendí que más que resistencia al cambio, tuve que dejar mis aprehensiones atrás porque mis estudiantes necesitan un profesor competente y comprometido con su aprendizaje”.