Seleccionado nacional

Ricardo Segovia, alumno de Preparador Físico: a buscar el podio de Judo en China

El joven estudiante del Centro de Formación Técnica Santo Tomás de La Serena representará al país en la máxima cita mundial de este arte marcial, instancia donde espera demostrar su preparación y entrenamiento desde los 8 años.

¿Cuántas veces hemos oído hablar de encontrar nuestro lugar en el mundo, o hacer lo que nos gusta, o dedicarnos a algo productivo para nuestro talento? Cientos. Quizá miles.

La historia de Ricardo Segovia Collao, alumno de 23 años de la carrera de Preparador Físico en el Centro de Formación Técnica Santo Tomás de La Serena, es parte de las hojas destacadas del tipo de historias de descubrimiento y realización personal traídas a colación en estas líneas.

Ricardo encontró en el deporte su pasión y realización personal. Lo practica desde pequeño, y a través de él dejó de ser un “niño problema” y se convirtió en un exponente de alto rendimiento de las artes marciales.

Conozcamos cómo el joven se prepara para representar al país en laUniversiada de Taipéi 2017, en China, máxima cita del deporte universitario mundial”.

Hace cuánto tiempo y qué te llevó a dedicarte al deporte, y específicamente al Judo.

Comencé a los 8 años, y entré a Judo porque era demasiado hiperquinético y mi mamá necesitaba calmarme un poco, por ello ingresé a una academia en mi colegio.

Allí partí y fui quedando de los últimos, porque entré con mis compañeros, pero se fueron retirando y me quedé solo porque me gustaba, me liberaba, sentía que dejaba las tensiones porque en casa a veces tenía algunos problemas.

Luego, a los 14 años, comencé a tomarle el peso a lo que realmente es el deporte, es decir, a prepararme para llegar a sudamericanos y trabajar duro.

¿Y nunca sentiste miedo, considerando que es un deporte de contacto y dolor físico?

No, nunca. Desde chico fui un poco masoquista, por así decirlo, entonces cuando sentía dolor, me lo aguantaba, lo que me hizo más tolerante a esta sensación y por eso nunca me dio miedo nada. Soy como un kamikaze.

¿Y con contrincantes más grandes?

Quizá respeto, pero miedo, nunca. Desde chico mi entrenador me enseñó que nunca hay que temerle a otra persona, porque todos somos iguales, entonces, para qué…

El camino al alto rendimiento

Cuéntanos cómo fuiste perfeccionándote para llegar a ser un deportista de alto rendimiento

Después de salir del colegio seguí entrenando en mi club, el Charles Tissot de La Serena, decisión que tomé luego de pasar por varios clubes de la región buscando perfeccionar mi nivel.

Posteriormente empecé a entrenar en el Centro de alto rendimiento de Santiago, como parte de la selección nacional para los sudamericanos y panamericanos. Y actualmente, mi preparador físico es profesor de mi carrera, Víctor Quezada.

Y en cuanto a tu camino internacional, ¿cómo llegaste a representar al país en el próximo Mundial universitario de Judo en China?

Debido a que es un Mundial universitario se hizo un selectivo en todas las universidades del país en cuatro categorías, porque en el evento sólo participarán cuatro hombres y cuatro mujeres.

En estas categorías gané el selectivo de menos 73 kilogramos, y por ser el primero obtuve el cupo para representar al país en Táipei, China, entre el 14 y 30 de agosto.

Lo que viene

¿Qué expectativas tienes para el evento?

Tengo experiencia compitiendo internacionalmente, y con la preparación que estoy realizando, vamos con todo: la meta es entrar a podio, no ir a pasear.

En cuanto a tu desarrollo profesional, ¿te proyectas en esto, considerando la carrera que actualmente estudias?

Sí, de hecho, estaba estudiando Ingeniería en Prevención de Riesgos y llegué hasta cuarto año, pero me di cuenta que no era lo mío, y por ello me cambié de carrera.

También estoy a la espera de resultados para ser cinturón negro en Judo, y como ya tengo el curso de entrenador, podré formar mi club, tener mis alumnos y crear algo bueno en la región, que necesita más deportistas, porque somos súper pocos.

¿Y por qué crees que hay tan pocos cultores de las artes marciales en Chile?

Hay muchos deportistas de artes marciales como Karate y Taekwondo, pero en Judo somos pocos porque el apoyo es escaso, considerando que quienes lo practicamos no nos sobran los recursos económicos para viajar a competir. En este escenario, los chiquillos se van aburriendo y se van saliendo, y los únicos que destacamos a nivel nacional son Cindy Cortés, Matías Véliz y yo.

Además, los que se quedan acá en la región salen a competir, pero les va mal porque no tienen el roce suficiente que te brinda el competir afuera.

Pero al margen del deporte competitivo, ¿qué crees que le falta al país para que las personas hagan actividad física?

Creo que falta solamente la motivación e instancias para llegar a eso. He tenido compañeros que me han dicho que el Judo no les llama la atención, pero cuando los llevo a un entrenamiento les gusta y se quedan practicándolo.

Por eso son importante las demostraciones que motiven a la gente, no sólo de este deporte. De hecho, más adelante puedo descubrir otro deporte que me guste y comenzar a practicarlo.