Alejandra Novoa, egresada y actual Seremi de Cultura en RM: “Creo que el mejor consejo que uno le puede dar a un estudiante es que nunca pierda la conciencia social”

Alejandra Novoa estudió Relaciones Públicas y Periodismo en la Universidad Santo Tomás. Este año, asumió como Seremi de Cultura en la Región Metropolitana. En esta entrevista, habla sobre su carrera y lo que significa asumir este nuevo desafío.

Alejandra Novoa (41) inició su carrera de Relaciones Públicas en 1997, cuando entró a estudiar a Santo Tomás. Se tituló en 2001 y años después, la escuela de Periodismo permitió que antiguos alumnos de Relaciones Públicas se titularan de esta carrera cursando los ramos que diferencian la malla de ambas carreras. Alejandra Novoa ingresó a este programa en 2009. En ese tiempo, Novoa ya era consejera regional, representando a la Provincia del Maipo.

Este año, asumió como Seremi de Cultura en la Región Metropolitana. “Este es un cargo de confianza en donde mi jefe es el Presidente de la República. A estos cargos no se postula y por eso hay mucha consulta ciudadana respecto a por qué una persona y no otra. En el caso de este cargo, tiene que ver con el conocimiento del territorio de la Región Metropolitana.”, explica Novoa.

Sus estudios en Santo Tomás

¿Cómo fue su experiencia de estudiar en Santo Tomás?

Entré a una carrera vespertina. Llegábamos cansados a las 7pm y terminábamos a las 10.30pm. Estudiar vespertino es puro dedicarse a los estudios, pero considero que mi carrera política partió a los 18 años, en el minuto que me inscribí para votar.

¿Qué es lo que rescata de esos años?

Los relacionadores públicos y los periodistas somo como una mezcla de todo y nada. Sabemos de muchas cosas, pero nada muy profundamente. Estudiar una carrera de esas condiciones te sirve para generar confianza, tener mayor proyección, desarrollar cómo hablar. En el caso de las Relaciones Públicas, se aprende, sobre todo, a mantener el clima interno, que ojalá sea lo más favorable posible. Los relacionadores públicos deberíamos actuar siempre desde la mediación.

¿Siempre tuvo interés en esta área?

Yo salí del colegio con la intención de estudiar teatro y eso hice. Estudié dos años en una academia de teatro en Santiago. Después me fui a presentar a la carrera de Relaciones Públicas, porque es muy parecido al teatro.

¿En qué sentido se parecen el teatro y las relaciones públicas?

Uno puede desarrollar sus dotes artísticos a través de las relaciones públicas. Cuando tú haces relaciones públicas finalmente siempre estás actuando. Puedes ser muy parecido a lo que eres realmente, pero tienes que exacerbar algunas de tus condiciones para tratar de convencer a tus audiencias. Esto se logra a través de tus capacidades histriónicas, vocales y lingüísticas, a través de todas tus capacidades corpóreas. La actitud corporal de un relacionador público es sumamente importante y en un periodista también. Si un periodista viene y no te genera confianza tú no vas a dar una buena entrevista.

Asumir como Seremi de Cultura de la Región Metropolitana

Sobre el día en el que asumió este cargo, Novoa recuerda: “Me llamó la Intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, para notificarme la designación al cargo hecha por el Presidente de la República y al día siguiente tenía que estar a las 7.45am en la Intendencia para recibir el nombramiento y posterior a eso venir a hacerme cargo de esta unidad. Era venir a presentarse aquí a trabajar de inmediato, fue todo muy rápido.

¿Cómo fue asumir este cargo?

Acá la cosa no es “voy a mirar cómo funcionan las cosas”, es “hágase cargo”. Lo primero que hay que hacer es conocer a tu equipo de trabajo, saber con cuánta gente estás contando, cuáles son las unidades con las que tienes que trabajar, ver presupuesto, cómo se asigna. Son varias cosas las que tienes que hacer y además, tenemos el mandato exclusivo del Presidente de la República de salir a la calle. Estas pegas si bien son muy técnicas, son mucho de hacer papeles en la oficina, pero el Gobierno no nos quiere a nosotros dentro de una oficina, sino que nos quiere con los vecinos en la calle.

¿Cuáles son los desafíos para el 2018?

Lo primero, es estar con la gente, estar en la calle, hacer mucho trabajo en terreno. Nuestro principal enfoque son los lineamientos que se establecen a través del Programa de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera y dentro de eso está trabajar por una mayor inclusión, trabajar en el desarrollo de las comunas que están postergadas en cultura.

La idea es llegar a toda la Región Metropolitana. Los temas culturales se restringen a ciertas comunas de la región metropolitana. En providencia hay cultura, en Santiago Centro, en Las Condes, Vitacura, pero en las comunas rurales y en las comunas periféricas el acceso a la cultura es muy restringido y cuando hay intervenciones culturales no siempre son del mejor nivel.

La cultura y el arte dan felicidad, otorgan tranquilidad, y eso es lo que esperamos para los vecinos. Mi política es de puertas abiertas: llegar con cultura a vecinos que hasta el momento no han podido acceder.

¿Pero también sucede que no saben a lo que pueden acceder?

Exacto. El otro día conseguimos traer a 1200 niños de María Pinto, de Kínder a 4° Básico al Teatro Municipal a ver un ballet. Yo te aseguro que por lo menos a mil de esos niños no se les va a olvidar nunca la primera vez que fueron al Municipal. La cultura genera eso, genera un cambio de perspectiva.

En términos logísticos fue difícil traerlos, porque se necesitaron muchas micros, muchas horas. Como eran muchos niños, tenían que estar acá a las 2pm para la función, que partió a las 3.30pm, pero vieron un espectáculo de gran nivel.

Conciencia Social

¿Qué consejo les daría a estudiantes que quieran seguir una carrera en esta área?

Yo creo que el mejor consejo que uno le puede dar a un estudiante es que nunca pierda la conciencia social. Entender que lo bueno que te pueda pasar a ti, como tener una universidad donde estudiar, tener una casa, familia, amigos, no es algo que todos tengan. Por otro lado, siempre hay que tener sueños, metas, porque son lo que te guían la vida, los que te van llevan a alguna parte.

Yo estoy en política para devolverle a la vida lo que me ha dado. En la medida que uno tenga esa consciencia las cosas se van dando solas. La gran oportunidad que he tenido en la vida fue la de estudiar en una universidad y fui yo la que decidió tomarla. Estudié en Santo Tomás con beca y todo eso que obtuve, hoy quiero transmitirlo a los demás, que no sea solo yo la que lo recibió. Mi sueño es que todos tengamos acceso a lo que necesitamos para desarrollar nuestra vida en función a lo que nosotros queremos.

Yo creo que a nuestra sociedad le hace falta ser entes más sociales, menos individualistas. Hay mucho individualismo en no querer participar. Si nosotros queremos que las cosas cambien tenemos que ser parte del cambio. Los forjadores del cambio somos nosotros y sobre todo los jóvenes que están en edad escolar y en edad universitaria ahora.

Esto tiene mucho que ver con el tema del voto, que usted lo mencionaba como el inicio de su vida en política ¿Qué piensa al respecto?

Por supuesto. Como te comentaba, yo me inscribí voluntariamente a los 18 años para ir a votar. Esa conciencia política también es conciencia social.

Ahora existe el tema de la inscripción automática y voto voluntario. Cuando después se critican las gestiones del gobierno de turno, el que sea, claramente yo soy responsable si es que fui a votar o no. Es mi decisión si participar o no participar. Quejarse a través de Twitter, a través de Facebook, o desde mi casa viendo la televisión es súper fácil, pero no te involucraste ni siquiera con perder una mañana para ir a decidir quién te representaba y quien no. Yo no aceptaría que alguien me critique si no votó.

Muchas veces se hacen llamados, se hacen campañas para que los chicos voten, pero yo creo que hasta que los jóvenes no se den cuenta de lo importante que es su opinión, vamos a seguir teniendo gente que no quiere participar. La juventud es generadora de cambios. Dentro de ese cambio también estamos los más viejos que queremos aportar, pero necesitamos de la visión de mundo que tienen los chicos que hoy día están estudiando.