Una instancia de reflexión, unión y armonía fue la que se desarrolló en el colegio Santo Tomás Los Ángeles, a través de la tradicional cena “Pan y Vino”, realizada durante la celebración de Semana Santa.

Durante la actividad, cada curso se reunió en torno a una mesa en la que se presentaron simbólicamente los alimentos consumidos por Jesús y sus discípulos el día de la Última Cena y cada profesor jefe, desde Pre-kínder a IV año medio, generó la instancia para reflexionar en relación al momento de comunión vivido por Jesús y sus discípulos antes de ser entregado.

“Tomó un poco de pan y dio gracias a Dios por él. Luego lo partió en trozos, lo dio a sus discípulos y dijo: Esto es mi cuerpo, el cual es entregado por ustedes. Hagan esto en memoria de mí”. Lucas 22:19