¿Por qué somos reticentes a las vacunas?

En Chile, la vigilancia epidemiológica de las enfermedades respiratorias tiene por objetivo identificar oportunamente la circulación viral y caracterizar la propagación de las variantes antigénicas. Esta vigilancia considera entre sus componentes: Vigilancia centinela de Enfermedad Tipo Influenza (ETI), diagnóstico etiológico de virus respiratorios por IF, Vigilancia de virus influenza y otros virus respiratorios.

Esta se orienta al estudio genético y monitoreo de la resistencia a antivirales para el virus Influenza, el Virus Respiratorio Sincicial y Adenovirus. También se procesan en el ISP muestras provenientes de los Casos de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG) en pacientes hospitalizados; lo que permite monitorear la gravedad de los cuadros de influenza en adultos y niños en servicios de urgencia ambulatorios y hospitalarios de todo el país (SNSS): Permite identificar el inicio del aumento estacional de casos de infecciones respiratorias altas y bajas.

En relación al llamado desde el MINSAL a vacunarse contra la influenza comenzare por hacer un breve análisis de lo que ha ocurrido con las enfermedades respiratorias virales desde el año 2011 al 2017, este análisis solo se limita a comparar lo sucedido en la semana 11 de cada año. ¿Por qué esta semana? Solo porque es coincidente con la fecha de este comentario.

AñoN° de casos analizadosN° casos positivos% de casos positivos
2011376349%
2012300114%
201333682.3%
2014391153.8 %
2015458153.3%
2016458183.9%
2017453265.7%

Fuente: Informe de Circulación de Virus Respiratorios ISP página WEB MINSAL

En este breve análisis podemos observar que ha ido en aumento el número de casos vigilados, esto es significativo ya que los equipos están más sensibilizados en la pesquisa. En relación a los casos positivos reales en el año 2011 se presentó el % más alto; posteriormente se observa tendencia a la baja entre el 2012 y 2013, para mantenerse en los años 2014 al 2016.

Sin embargo para el 2017   se observa una tendencia al aumento de enfermedades respiratorias, superando la cifra actual de 5,7% a la del año 2012 de un  4%. El grupo más afectado es el de 1 a 4 años.  Los casos detectados corresponden en orden decreciente a las ciudades de: Santiago 9 casos, Iquique 3 casos, Arica, Osorno y Rancagua cada una con 2 casos y por ultimo  Valparaíso, Viña del Mar , Talca , Ancud , Concepción , Temuco ,Puerto Montt todas con un caso.

Este aumento de casos puede deberse a múltiples factores asociados con las condiciones ambientales, climáticas y de contaminación, así como también el deterioro de las condiciones fisiológicas de los individuos afectados por los incendios forestales y otros fenómenos de la naturaleza ocurridos a lo largo del país.

En Chile las políticas de salud pública llaman a prevenir, cada año se dan los lineamientos y los recursos para generar actividades tendientes a la protección de la salud; una de estas es el llamado a la vacunación anti influenza y anti gripal para los grupos más vulnerables, los niños, adultos mayores, embarazadas y enfermos crónicos.

Ahora la problemática radica en ¿porque somos tan reticentes a la vacuna?  En muchas ocasiones escuchamos “después de la vacuna fue peor”.

Las vacunas no son para que no nos enfermemos; son para evitar una enfermedad respiratoria grave, que nos podría dejar postrados por largo tiempo o llevar a la muerte en los peores casos.

Ahora el secreto está en vacunarse lo antes posible, ya que existen menos probabilidades de haber tenido contacto con alguno de los agentes patógenos que atacan al sistema respiratorio. De tal modo que nuestras defensas estén óptimas y logremos generar los anticuerpos para protegernos.

Según lo analizado, el llamado del MINSAL a vacunarse es lo más acertado que podríamos realizar ya que el panorama no se ve tan favorable en este aspecto; toda vez que vamos subiendo en los casos positivos encontrados.