¿Qué debe tener mi botiquín?

Los accidentes pueden ocurrir en cualquier lugar y momento, por lo que un botiquín bien preparado puede ser de gran ayuda al momento de prestar ayuda ante los accidentes más comunes, como son caídas, golpes, cortes o quemaduras, mientras el afectado recibe la asistencia médica necesaria.

Elementos básicos de un botiquín

Ya sea para tenerlo en casa, en el automóvil o en su lugar de trabajo, existen algunos elementos básicos que todo botiquín debe tener:

  • Jabón o alcohol gel, para la rápida desinfección de manos.
  • Guantes, para no contaminar heridas.
  • Gasas, apósitos y vendas estériles, que nos ayudarán a limpiar heridas y detener hemorragias.
  • Suero fisiológico, para limpiar heridas.
  • Termómetro, para identificar fiebres.
  • Tijeras punta roma.
  • Bolsa de frío instantáneo.
  • Algodón.
  • Tela adhesiva.
  • Venda elástica y parche curita.
  • Todo esto en un estuche o contenedor resistente y hermético que protegerá estos elementos de la humedad y el sol.

A estos insumos básicos, también se pueden sumar al botiquín elementos como: linterna, lápiz, listado telefónico con contactos y servicios de emergencia, papel higiénico o una muda de ropa, sirviendo además como un kit de emergencia.

Cabe destacar que, si se trata del botiquín familiar, también se pueden integrar medicamentos de aquellos miembros que tengan una enfermedad crónica; indicando dosis a tomar.

Es importante que se realice una revisión periódica a todos los elementos del botiquín, para verificar su fecha de expiración y que este estuche o kit esté identificado y visible para todos, además de ordenado, con los elementos rotulados y se encuentre fuera del alcance de niños, pero sin llave.

Finalmente, es importante destacar que de acuerdo con el código sanitario DFL 725, art. 133, él o los auxiliares de enfermería que se desempeñen en un lugar donde no exista un médico, sólo pueden realizar funciones de primeros auxilios y que “se considera ejercicio ilegal de la profesión de médico-cirujano todo acto realizado con el propósito de formular diagnóstico, pronóstico o tratamiento en pacientes o consultantes, en forma directa o indirecta, por personas que no están legalmente autorizadas para el ejercicio de la medicina”.

Recuerde: los primeros auxilios son el primer paso de contención al afectado, mientras llega la asistencia médica necesaria.