Lactancia materna en la era 2.0

En 1992 la OMS y UNICEF instauraron oficialmente la semana mundial de la lactancia materna, que se celebra del 1 al 7 de agosto en más de 120 países, por lo que creo es el momento oportuno para rescatar algunos de los beneficios de este valioso y a veces desconocido tema.

La lactancia materna es la mejor opción para alimentar a un recién nacido, ya que la leche materna es superior a las fórmulas derivadas de la leche de vaca, dado sus nutrientes (proteínas, grasas, hidratos de carbono, minerales, vitaminas, etcétera).

“Los niños amamantados tienen un mejor desarrollo del paladar y arco dental, y al estar en contacto con su madre crean un vínculo de apego y seguridad”.

Pero los beneficios de la lactancia materna no terminan ahí, ya que al amamantar el útero de la madre se retrae, se recuperan las mamas y hasta se favorece la recuperación del peso de la madre, se refuerzan los lazos afectivos familiares y se previene el maltrato infantil.

En un mundo que avanza cada vez más rápido, tener unos minutos de intimidad con nuestros hijos, en los que fomentamos vínculos y además obtenemos tantos beneficios, parece ser un regalo digno de ser promovido entre todas las mujeres, en especial esta semana.