Generación Canguro: “Hasta que se pueda”

Es lo que dice la “Generación Canguro”, jóvenes de Chile y el mundo que incluso siendo profesionales y con trabajo aún viven al alero de  sus padres.

Preciara quedar atrás la característica de la generación en la década de los 60, quienes a punta de esfuerzo buscaban la pronta independización y formar una familia.

Ahora tal como los canguros que viven en la bolsa marsupial hasta los ocho meses y que, una vez que salen, vuelven a ella cada vez que se sienten en peligro, son algunos jóvenes del nuevo milenio. Así lo reveló una investigación del Centro de Estudios de Opinión Ciudadana (CEOC) que descubrió que existe una fuerte dependencia familiar de las personas mayores de 25 años.

Para los jóvenes encuestados, la razón más fuerte para no irse de la casa además de una zona de confort es un tema económico, ya que generalmente en sus primeros trabajos no reciben un sueldo que alcance los altos cobros por arriendos y todos los gastos que conlleva vivir solos. Incluso aquellos que optaron por salir, debieron regresar mayoritariamente por razones económicas.

Esta decisión de vivir con sus padres  “hasta que se pueda” mientras se disfruta de comida casera y ropa limpia, es una zona bastante cómoda para la mirada de algunos, pero en el fondo la responsabilidad de crear aquella dependencia es compartida entre los padres, quienes debido a las diferentes situaciones complejas en distintas escalas económicas, políticas y sociales, buscan guiar y proteger a sus hijos para que no pasen lo mismo, sumado a ciertos casos existe en donde los padres sienten miedo a la soledad, determinado como síndrome del nido vacío.

Una mirada Estratégica

Existe un número importante de jóvenes en donde su tardía salida de casa lo ven desde el punto de vista estratégico.

En el caso de las mujeres presentan más interés para su desarrollo personal, espiritual y de realización, por lo cual  privilegian seguir en casa para tener el tiempo y dinero de tomar actividades que ayuden a aquello, (cursos, deporte, talleres, tiempo de lectura, terapias, grupos sociales, emprendimientos, etc.)

En el caso de hombres apuestan por el éxito laboral y económico, por lo que seguir en casa permite ahorrar para sus objetivos, ya sea, (negocios, inversiones, bienes, viajes, etc.)

Generación Canguro y el trabajo

Desde la mirada estratégica mientras vivas con tus padres es una excelente oportunidad, pero se debe tener en cuenta que existen una serie de habilidades que no se están desarrollando, o en muy poca medida, y que están directamente relacionadas con el trabajo.

Sin enjuiciar o calificar de bueno o malo, lo cierto es que al enfrentarse al mercado laboral existe una brecha importante que es necesario trabajar para que no impida el logro profesional. Entre las principales se destacan:

Autonomía, administración de recursos, resolución de conflictos, sentido del valor, autoconocimiento y toma de decisiones.

Aquellas habilidades son muy valoradas por el mercado laboral actual, por lo que es necesario que te preguntes como podrías mejorarlas para avanzar hacia un camino de logros, para eso es esencial conocerte y observar que ventajas y desventajas tienes en tu situación actual y tomar una decisión valiente.

Recuerda siempre que la única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos y aunque el camino pueda parecer incierto, es ahí, justamente ahí donde deslumbra la creatividad.