Comparte vida a través de la Donación de Sangre

La sangre aún no puede ser fabricada, por tanto, obtenerla depende de la generosidad de las personas. Este es un acto voluntario, altruista y gratuito, donde los chilenos lamentablemente tenemos bajos índices en comparación con otros países. Tanto en la donación de sangre como en la de órganos, estamos insensibles a reconocer que estos actos pueden salvar la vida de otro.

El 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, oportunidad de generar conciencia en la comunidad de hacer donaciones regulares. Esto garantiza la disponibilidad de la sangre y sus productos para ayudar a pacientes con complejas enfermedades, posibilitando sus intervenciones quirúrgicas, tratamientos por Cáncer o dando respuesta ante posibles emergencias como accidentes de tránsito o quemaduras.

La sangre transporta diferentes elementos como:

  • Glóbulos rojos: trasladan el oxígeno de los pulmones a los tejidos mediante la hemoglobina, una proteína que necesita hierro para funcionar.
  • Glóbulos blancos: encargados de la defensa del organismo contra infecciones.
  • Plasma: compuesto en un 90% por agua, siendo el resto proteínas, lípidos, hormonas, potasio y sodio. En él se transportan componentes de la sangre y proteínas de la coagulación.
  • Plaquetas: inician el proceso de coagulación.

La cantidad de sangre total está relacionada con la edad, peso, sexo y altura. Un adulto tiene entre 4,5 y 6,0 litros de sangre en su cuerpo. Al donar sangre se extraen casi 450 ml, que permitirán elaborar hasta cuatro componentes distintos: glóbulos rojos, plasma, plaquetas y crioprecipitado.

Una operación de cadera puede requerir hasta 8 donantes; un parto complicado: 6 donantes; trasplante de corazón: 20; y una leucemia: hasta 200 donantes. De aquí la necesidad de donar regularmente y no sólo cuando un familiar o amigo realice un llamado de utilidad pública.

Para ser donantes existen requisitos que serán evaluados por el personal del banco de sangre a través de una entrevista. También se le entregarán los cuidados previos y posteriores a la donación. Dentro de los requisitos están ser mayor de 18 años, pesar más de 50 kilos y haber donado hace más de 4 meses. También puede existir cierto rechazo a que se pueda realizar la donación, como si tiene parejas sexuales múltiples, tatuajes realizados durante los últimos 8 meses, consumo de drogas o alcohol en las últimas 12 horas, consumo de antibióticos en los últimos 7 días, entre otros factores.

Hoy es importante derribar los mitos; principal causa de por qué no donamos sangre. Tengo que conocer que no me voy a debilitar o que no contraeré VIH ni ninguna enfermedad. La muestra de sangre sí es analizada, pero sólo se me informará a mí en caso de detectar alguna alteración. No engordaré, ni adelgazaré. Si tuve hepatitis, sí puedo donar sangre, exceptuando que tenga hepatitis B o C. Apoyemos la campaña de la OMS: “Date a los demás. Dona Sangre. Comparte Vida”.