Técnico en Enfermería Gineco-Obstétrica y Neonatal: profesionales con interés en el ser humano

“Responder a la necesidad de capital humano en el sistema de salud público y privado, formando técnicos integralmente competentes”. Este es uno de los objetivos de la carrera Técnico en Enfermería Gineco-Obstétrica y Neonatal (TEGYN) de Santo Tomás.

La carrera, que está acreditada por 6 años, se imparte en jornada diurna y vespertina en la sede Puente Alto, y en jornada diurna en la sede Santiago Centro, formando profesionales competentes desde el punto de vista del conocimiento, las habilidades, el interés por el ser humano y con vocación de servicio.

Perfil de Egreso TEGYN

Los Técnicos en Enfermería Gineco-Obstétrica y Neonatal, egresan siendo un técnico de nivel superior que aplica cuidados de enfermería en rol propio o de colaboración, con profesionales en los diversos ámbitos de la Red de Salud, en el marco del Modelo de Salud Familiar y Comunitaria.

Para que esto se logre, la carrera cuenta con importantes convenios de prácticas en los niveles de atención primaria, secundaria y terciaria de salud. Esto, sin contar que al finalizar el primer año de carrera, los estudiantes reciben la Certificación de “Cuidador de Enfermos”.

“Este técnico de nivel superior cuenta con las competencias para aplicar técnicas y/o procedimientos de enfermería, así como en el área gineco-obstétrica y neonatal, en un rol propio o de colaboración con equipos multidisciplinarios, orientados a la prevención, promoción, recuperación y rehabilitación de la salud”

Dentro de los conocimientos que distinguen a estos profesionales, están “Atención del recién nacido”, “Cuidados en ginecología”, “Cuidados en obstetricia”, “Atención del recién nacido patológico” y “Cuidados en alto riesgo obstétrico”, los que conducen a una práctica de especialidad que les permite a los estudiantes, reforzar sus conocimientos y habilidades, poniéndose al servicio de la comunidad, desde sus años de formación.