Master Class Trabajadores Felices

Patricio Millar: “Chile está perfectamente preparado para mejorar los líderes, bajar las horas de trabajo y crecer en productividad”

El área de Administración de sede San Joaquín realizó una master class sobre “Trabajadores Felices” liderada por uno de los mayores referentes en la gestión de personas de Chile, Patricio Millar, Psicólogo Organizacional y Ganador cinco veces del Great Place To Work.

La clase magistral sobre “Trabajadores Felices” puntualizó en la importancia de tener trabajadores felices, puesto que el cómo lo pasa una persona en el trabajo afecta tanto a la empresa como también al grupo familiar.

Patricio Millar cuenta con 25 años de experiencia en el liderazgo de Recursos Humanos y nos comentó desde la fórmula de la felicidad hasta cómo será el modelo de trabajo en Chile en algunos años más.

Trabajadores Felices

¿Existe la fórmula para lograr la felicidad organizacional?

Sí, absolutamente. En general es una fórmula muy simple, en el fondo cada día te tienes que levantar con ganas de ir a trabajar y con ganas de aportar, lo que depende directa y mayoritariamente del jefe.

Por lo tanto, la fórmula es que el jefe no puede ser malo, sino que debe ser una persona que permita el florecimiento.

¿Así de importante son los jefes en las organizaciones?

El 80% de la felicidad y la productividad va en relación con los líderes o jefes. Por este motivo es que es muy importante definir cómo son los líderes y cuál es el liderazgo aceptable. Para esto hay que definir cinco o seis características y medirlas, siempre hay que medir.

¿Entonces existe relación entre la productividad y la felicidad organizacional?

Sí, no hay ninguna duda. Hay estudios que comparan a la gente deprimida versus la gente optimista. El estudio muestra que la diferencia de productividad es de un 60% aprox., que no es poco.

Si hay un grupo de trabajadores cansados y deprimidos van a trabajar sin opción, pero si están optimistas y se sienten importantes, van a trabajar mejor incluso más que 60%. Este es uno de los ejemplos más claros, si se sienten bien producirán más.

Y con respecto a las horas trabajadas ¿Cree que influye en la productividad y/o felicidad?

La hora trabajada no es el efecto más central en la productividad. La demostración más clara es que en Chile se trabajaban 48 horas y la productividad era X%, se bajó por ley a 45 horas y la productividad bajó 0%.

Es decir, todos los chilenos ganaron tres horas para vivir su vida y el país no empeoró en nada su productividad. En sí Chile está perfectamente preparado para mejorar los líderes, bajar las horas de trabajo y crecer en productividad.

Si hay tantos estudios que demuestran que la felicidad organizacional es importante ¿porque las empresas no se suman a este carro?

Porque hay estructuras de poder muy antiguas. Los empresarios hoy son gente que vive en una fórmula antigua y mientras la gente no logre algún tipo de poder no va a ocurrir. El día que ocurra va a empezar a cambiar el sistema de trabajo.

¿En un futuro nos podemos igualar al sistema de trabajo que existe en países desarrollados?

Yo creo que sí. Hacemos muchas charlas de esto delante de estudiantes, pero también me tocó hacer una delante de la CUT (Central Unitaria de Trabajadores), de trabajadores y también frente a empresarios. Entonces las cosas van desarrollándose en la mente.

Y vamos a llegar por una razón muy sencilla: Hoy los jóvenes quieren otras cosas, como viajar, disfrutar y priorizan esas cosas. Yo creo que a este modelo de trabajo que existe hoy le queda poco porque el mundo lo va a hacer cambiar.