Hugo Hirsch y Héctor Noguera combinarán psicología, coaching y teatro en taller “Conversaciones Difíciles”

El psicólogo argentino Hugo Hirsch y el actor chileno Héctor Noguera, estarán el 14 de abril en la sede Santiago de la Universidad Santo Tomás con el taller “Conversaciones Difíciles: navegando en contextos diversos”.

Todos, en algún momento de nuestras vidas, tenemos que enfrentar algún tipo de conversación difícil. En la familia, con los amigos, con nuestras parejas, en los negocios, en las relaciones laborales. También, existe la gente difícil. Además, Whatsapp y otras tecnologías nos sitúan un nuevo contexto. Si no estamos acostumbrados a tener conversaciones cara a cara, probablemente la habilidad para tener conversaciones difíciles sea menor.

En toda conversación difícil, hay que considerar algunos aspectos básicos: ¿Qué se espera lograr? ¿Qué posturas existen entre los involucrados en el conflicto? ¿Cuáles son los hechos concretos que llevaron a este problema?

Los seres humanos en general hablamos menos de los hechos y más de nuestra interpretación de los hechos. En el campo de la interpretación, las diversas interpretaciones colisionan. Pero si uno puede empezar por los hechos, o por la interpretación de cada uno, aumentarían las posibilidades de llegar a una buena conversación”, explica el psicólogo argentino Hugo Hirsch, que el 14 de abril estará en Chile con el taller “Conversaciones Difíciles: navegando en contextos diversos”, que se realizará en la UST Santiago, con apoyo de la Facultad de Ciencias Sociales y Comunicaciones de Santo Tomás y la organización Capsis. Este taller también contará con la participación del actor Héctor Noguera.

“Para nosotros como Facultad de Ciencias Sociales y Comunicaciones de la Universidad Santo Tomás, es muy importante la realización de este taller. En primer lugar, porque cuenta con la participación de personalidades muy reconocidas en sus respectivos ámbitos profesionales. También, porque nos da la posibilidad de entregar un servicio a la comunidad entregando herramientas que facilitan la comunicación en contextos particularmente complejos”, explicó la Decana de la Facultad de Ciencias Sociales y Comunicaciones, Macarena Lucar.

Hugo Hirsch ha trabajado no solo en psicología clínica y terapia familiar, sino que también con empresas. Además, ha dictado seminarios y talleres en distintos países del mundo. “Uno de los temas principales con los que yo trabajo es el de las conversaciones difíciles. Me interesa porque universalmente los seres humanos tenemos conversaciones difíciles y aprender a manejarlas es algo que tiene valor para todos. La forma de aprender a manejar conversaciones difíciles es la misma que la de aprender a andar en bicicleta: a través de la práctica. En ambos casos, leer sobre cómo se hace y hacerlo son cosas completamente diferentes. Para aprender, tienes que subirte a la bicicleta, caerte varias veces y practicar. Con las conversaciones difíciles es lo mismo”, explica Hirsch.

Taller Conversaciones Difíciles en la Universidad Santo Tomás

El Taller Experiencial “Conversaciones Difíciles”, se realizará en la sede UST Santiago, el sábado 14 de abril. Este taller será dictado por el psicólogo argentino Hugo Hirsch y el actor chileno Héctor Noguera. Esta actividad está orientada para todas las personas que quieran conocer o que tengan interés sobre técnicas para enfrentar conversaciones difíciles, de todas las edades, orígenes, profesiones e intereses.

Es un taller de cuatro horas, en dónde Héctor Noguera actúa una serie de conflictos y Hugo Hirsch aporta con la metodología para enfrentar cada una de estas situaciones.

Carolina Bozzo es la directora ejecutiva de Capsis, una de las organizaciones responsables de este taller. En Capsis hace más de 30 años que trabajan con Hugo y con Héctor.

¿Por qué con ambos?

Carolina: Primero partimos con la formación de psicoterapeutas, incorporando a Héctor Noguera como actor porque pensamos que el Teatro es una de las disciplinas que más sabe del comportamiento humano, de cómo somos las personas, de qué nos mueve. Héctor nos ha ayudado mucho en los procesos de formación y coaching, en consultoría a Instituciones del Estado y en el desarrollo de liderazgo para empresas. El trabajo con actores no se hace mucho en este tipo de actividades, pero el aporte de ellos es tremendamente significativo. Héctor tiene un manejo excelente de lo que es desarrollo del conflicto y la solución.

En el caso de Hugo Hirsch, es un psicoterapeuta muy conocido en el mundo y también en el ámbito de la consultoría y el coaching, entonces el aporte es complementario. Han hecho una muy buena dupla.

¿Cómo surgió la idea de este taller?

Hugo: Con Héctor empatizamos rápidamente porque él no es sólo un actor, sino que es un docente de la actuación y por lo tanto es capaz de pensar qué necesita alguien que no es actor, pero que puede beber de los conocimientos de un actor y las capacidades de un actor.

Con Héctor comenzamos a trabajar primero en entrenamiento de psicoterapia estratégica, aquella que define un objetivo de acuerdo con los consultantes y después trata de influir a la gente para llegar ahí. Influir implica también influir en las emociones y nadie mejor que un actor para expresar emociones y también para servir como tabla de resonancia.

En ese sentido él nos ayudó como supervisor a ser mejores terapeutas y con el tiempo llegamos a la idea de que sería muy bueno realizar alguna edición conjunta de conversaciones difíciles, dada esa capacidad superior que tiene él de transmitir y reflejar emociones.

¿Qué es lo que ofrece este taller en específico? ¿Qué lo diferencia de los que ha hecho anteriormente?

Hugo: Nosotros vamos a partir el taller de una situación que se desarrolla en una novela porque nos parece que los novelistas son muy buenos describiendo esas conversaciones, de la misma manera que los actores son muy buenos expresándolas. La situación puntual con la que abriremos este taller es sobre un par de enamorados, pero después pasaremos a otros temas. Los participantes pueden contar sus propias experiencias con conversaciones difíciles y aprender cómo enfrentarlas mejor.

Revisaremos una y otra vez, con cada una de las situaciones que surjan en el taller, media docena de conceptos que son fáciles de entender, pero que exigen practicar y practicar para que realmente se logren.

Los aprendizajes se guardan en la medida que movilizan algún tipo de emoción y quién mejor que un actor como Héctor para movilizar emociones. Si como resultado de este taller los asistentes recuerdan quizás una técnica, una frase, una manera de proyectar el cuerpo, algo que ayude la próxima vez que tengan una conversación difícil, si siente que tiene un pedacito más de herramientas, eso habrá cumplido nuestro propósito.