Sofía Fuentes:

“Después de participar en el Campamento de Verano, sabía que algún día viviría al otro lado del mundo”

La estudiante de Viña del Mar se adjudicó una de las becas que otorga el IC UST gracias a la cual podrá estudiar por un periodo de 4 años en la Capital Normal University de Beijing (CNU).

Sofía Fuentes tiene 19 años y por 8 semestres estudió chino mandarín en el Instituto Confucio en Viña del Mar. Durante ese tiempo, y gracias al aprendizaje adquirido, logró aprobar con éxito el examen HSK 4 (escrito) y el HSKK 2 (oral), créditos que le permitieron optar a esta beca con la que podrá vivir y estudiar en China hasta el 2021.

Actualmente, Sofía se encuentra ad portas de cerrar su primer semestre, en el que ha podido incrementar sus conocimientos en el idioma mandarín junto a estudiantes de diversas partes del mundo. Desde Beijing, nos relata su experiencia y el comienzo de esta travesía en la capital del gigante asiático.

¿Qué sentiste cuando te enteraste que habías ganado la beca?

Felicidad, emoción, un poco de miedo; todo junto y al mismo tiempo. Hace un año que le iba dando vueltas al asunto, así que un poco de tranquilidad también. Afortunadamente mi familia siempre me ha apoyado y desde que participé en el Campamento de Verano el año 2014 yo creo que todos sabían a donde quería llegar y que en algún momento viviría al otro lado del mundo.

¿Qué te ha parecido Beijing, el clima, sus habitantes?

¡La ciudad me encanta! La mezcla que hacen los edificios modernos, con templos, parques, jardines. Eso de pasar del caos que hay en la calle (porque hay mucho tráfico), a la tranquilidad de un lugar lleno de árboles y un lago adentro, gente paseando y cantando, es hermoso. En lo que es el clima, ¡otoño! Las hojas caen de a montones, el aire es increíblemente frío y la máxima ya no supera los 10 grados, así que solo queda abrigarse para el invierno.

¿Cuál es tu opinión sobre el campus de la Universidad?

Me gusta mucho, nuestra universidad está dividida en tres o cuatro partes, nuestro campus es más internacional; estamos todos los alumnos extranjeros y también los alumnos chinos que estudian idiomas. No es uno de los campus más grandes, pero para mí es lo suficiente para estar cómoda y no demorar demasiado en moverse dentro del mismo.

¿Cómo evalúas los conocimientos adquiridos hasta el momento en CNU?

Comparado con el ritmo que tenía en Chile, las primeras semanas eran constantemente: “un poquito más lento, por favor” pero luego de tomarle el ritmo, es asombroso lo rápido que se avanza, los profesores que tengo son todos súper rápidos y eso a mi parecer es lo mejor, las clases están llenas de actividades, diálogos, opiniones, tareas, lecturas en voz alta; lo mejor, ¡TODO EN CHINO! Una vez que se agarra el ritmo, solo queda seguir. Somos un curso de doce alumnos de nueve países diferentes, y ellos son lo máximo, un idioma e interés común que nos junta y nos hace reír en clases, ayudarnos en las tareas, salir, es genial, yo creo.

Estudiaste en el IC UST de Viña del Mar ¿Cómo evalúas el proceso de aprendizaje adquirido en esa casa de estudios?

escucho a alguien que quiere hacer algo nuevo, aprender algo nuevo, o salir de lo que normalmente hace, durante los últimos cuatro años siempre he dicho lo mismo: estudia chino.  Al comenzar el hecho de tener un profesor nativo haciendo clases, ya motiva, e impulsa a seguir estudiando. En el Instituto Confucio en Viña, de acuerdo a mi experiencia, no solo los profesores que imparten clases, sino todas las personas que trabajan para conformarlo, siempre están dispuestas a ayudarte.

Recién inicia tu travesía en China, cuéntanos ¿cuáles son tus expectativas y tus proyecciones/desafíos una vez que regreses a Chile?

Cada vez que veía a mis profesoras hablar entre sí, decía ¿podré algún día llegar a hablar como ellas y hablar con ellas? Ahora mi meta de todos los días es hablar, aprender un poquito más y así de aquí a cuatro años, ¿por qué no? Quiero conocer más de su cultura, sus costumbres, la gente y muchos lugares. Cuatro años es mucho tiempo así que aún no tengo demasiado claro que quiero hacer luego, pero definitivamente me gustaría mostrarle, enseñarle al resto de las personas lo que me encantó y fascinó de este idioma.